La velutina ya fue avistada en uno de cada tres concellos pontevedreses

En dieciséis municipios ya se contabilizan más de un centenar de nidos de avispas


Pontevedra / la voz

Con la subida de las temperaturas, las reinas de la avispa asiática han empezado a abandonar el estado de hibernación y comienzan a construir los nidos primarios, de tal modo que, en breve comenzará a alimentarse de polen y otros insectos, entre ellos la abeja común. Es el paso previo a la puesta de los huevos de los que saldrán las primeras obreras que se ocuparán del mantenimiento de la colmena. «Temos un problema gravísimo coa avespa velutina», advirtió ayer la presidenta de la Diputación, Carmela Silva.

En lo que va de año, esta especie ya ha sido avistada en prácticamente uno de cada tres concellos de la provincia. Según precisó Silva, Pontevedra, Poio, Barro, Moraña, así como todos los de la comarca de O Morrazo, además de O Rosal, Nigrán, Vigo, Mos, O Porriño, Vilanova, A Estrada y Lalín se encuadran entre los ayuntamientos en los que se han localizado más de un centenar de nidos, mientras que en A Guarda, Oia, Tomiño, Tui, Gondomar, Redondela, Vilaboa, Meaño, Meis, Ribadumia, Silleda, Catoira o Valga se estiman que existen entre veinticinco y cien colonias.

Para conocer la dimensión aproximada de esta problemática, solo hay que tener en cuenta el hecho de que los expertos consideran que cada nido secundario -de grandes dimensiones y construido al aire libre- puede albergar, en su máximo momento de actividad, en vísperas del otoño, hasta siete mil especímenes. «Solo hay que multiplicar por cien nidos y nos da que, como mínimo, hay setecientas mil avispas velutinas en un concello como Poio o Pontevedra...».

La presencia de colonias, segunda datos de la Consellería de Medio Rural, en principio, es menos acusada en Campo Lameiro, Ponte Caldelas, Soutomaior, mientras que en Portas hasta principios de este mes solo se había notificado la localización de un único nido. Los expertos coinciden que, hoy por hoy, la plaga no se puede erradicar, por lo que se apuesta por políticas de contención y que contribuyan a frenar el avance de la especie.

En este marco, la Diputación y el secretario xeral de la Asociación Sectorial Forestal Galega (ASEFOGA), Jacobo Feijóo, suscribieron ayer un convenio de colaboración por el que la Administración provincial aporta cerca de 35.800 euros y que tiene como objetivo la realización de un programa divulgativo sobre la velutina. Este convenio, que se suma al que la Diputación mantiene con la Universidade de Vigo en el ámbito de la investigación, permitirá impulsar una exposición itinerante por las ferias de la provincia, al tiempo que desde un stand se difundirá información sobre esta plaga y los efectos.

Erradicar uso descontrolado

De igual modo, está previsto el reparto de trampas artesanales, así como se organizarán dos jornadas técnicas sobre esta especie invasora que serán impartidas por especialistas. Paralelamente, se buscará erradicar el uso descontrolado de trampas no selectivas, ya que afectan a otras especies, muchas de las cuales son importantes en el desarrollo del medio rural. Y es que al margen de que la avispa asiática ha reducido sobremanera las poblaciones de abejas autóctonas y, consiguientemente, incide negativamente en la producción de miel, también ataca a los viñedos y frutales, así como supone un problema de seguridad ciudadana. En este punto, Carmela Silva lamentó la posición que ha venido adoptando la Xunta: «Mira cara outro lado cando ten as competencias exclusivas (...) A Deputación non ten competencias pero si responsabilidade política e social e consciente do enorme dano que pode facer a vespa velutina».

La presidenta de la Diputación incidió en que «Francia dedica más de cincuenta investigadores para buscar solucións de longo percorrido. ¿Que se fai en Galicia? Nada. A Feijoo non lle preocupa esta situación que tanto dano produce ao noso rural». Y eso, que según recordó, esta avispa ya se ha localizado y protagonizado incidente en entornos urbanos.

Por su parte, Jacobo Feijoo precisó que la velutina no es la única especie exótica que está causando quebraderos de cabeza en el rural pontevedrés. La avispilla del castaño, el picudo de las palmeras, el gorgullo del eucalipto, el dragón amarillo de los cítricos... «La velutina está constituindo xa un problema de protección civil. Probablemente, en moitos concellos de Pontevedra y de Galicia o maior número de intervencións de emerxencias teñen que ver coa retirada de niños».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La velutina ya fue avistada en uno de cada tres concellos pontevedreses