Colegios rurales solo prevén tener 3 o 4 alumnos de tres años el próximo curso

Cada vez son más los centros abocados a agrupar a niños de distintas edades


pontevedra / la voz

Con la inscripción de niños en los colegios de la comarca de Pontevedra queda clara una realidad: estamos, cada vez más, en la Galicia de dos velocidades, la de algunos colegios urbanos que tienen más demanda de plazas que oferta -ocurre así en centros de Pontevedra como el Álvarez Limeses, el Froebel o la escuela Crespo Rivas- y la de centros rurales que se apagan paulatinamente, como si de una vela se tratase. Es cierto que hay algunos colegios ubicados en lugares rurales que escapan a esa tendencia, muchas veces por apostar por la innovación y por servicios que facilitan la vida a los padres. Pero la tendencia es que la inscripción caiga. Ha vuelto a verse en esta ocasión con la solicitud de plazas para el año que viene. Hay colegios, como los de Espedregada o Viñas (en Poio) que solamente prevén tener 4 alumnos de 3 años el curso que empezará en septiembre. ¿Es posible que tengan aula propia? Lógicamente, no. Se impone cada vez en más colegios el agrupamiento de pequeños de 3, 4 y 5 años para llenar las clases.

El caso de Marín es significativo, porque mientras en colegios como el Carballal faltan plazas en otros la bajada es importante. Y no solo ocurre en el ámbito rural. El CEIP de A Laxe, en pleno casco urbano de Marín, a diez minutos a pie de la casa consistorial, solo recibió solicitud para tres niños de cuarto de infantil (tres años). Cierto es que los números ya no daban el año pasado, cuando empezaron 6 niños de tres años. Pero es que la bajada es de nada menos que el 50 %. En este colegio se impone sí o sí el agrupamiento de los niños de infantil. También en Poio hay centros en números rojos, incluso el Isidora Riestra, con solo siete inscripciones de niños de tres años. Pero dentro de los pésimos números que manejan casi todos los colegios de los municipios en los últimos años, hay uno que en esta ocasión mejora datos: en el CEIP de Espedregada este curso solamente hay un alumno de 3 años, y para el año la previsión es de cuatro. Por tanto, un balón de oxígeno en plena agonía.

Sin llegar a esos extremos de quedarse con 3 o 4 alumnos de tres años, hay muchos otros colegios de la comarca donde la inscripción de alumnado también propició disgustos. En el colegio Santa Lucía de Moraña, por ejemplo, se pasa de los 24 niños de cuarto de infantil que hay este curso a los 15 que pidieron plaza para el año siguiente. En el único colegio público de Cuntis se pasa de 27 a 18. Y en la escuela O Grupo marinense, también en el centro urbano, se pasa de 23 a una previsión de solo 11. Es decir, que el descenso es general.

Más solicitudes que plazas disponibles en el Carballal, el Florida y el CEIP de Portonovo

Mientras que un buen número de colegios de la comarca ven cómo sus unidades se van reduciendo curso tras curso por la falta de alumnos, otros, casi siempre ubicados en los centros urbanos de los distintos municipios, cuentan con más alumnos que plazas. Le ocurre así al Florida de Sanxenxo, por ejemplo, cuya directiva cree que tendrá que baremar. Y, sin salir de Sanxenxo, ocurre lo mismo con el CEIP de Portonovo, donde subió la inscripción con respecto al año pasado y pidieron plaza para cuarto de infantil (tres años) un total de 31 pequeños. En el Carballal de Marín también habrá baremo. Pidieron plaza 30 niños de tres años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Colegios rurales solo prevén tener 3 o 4 alumnos de tres años el próximo curso