Sospechan que los ladrones que asaltaron casas en Pontevedra ya están fuera de la provincia

La Guardia Civil esclarece 150 robos en apenas una semana

Cae un grupo responsable de 27 robos en Pontevedra y el norte de Portugal En la denominada operación «Catalpa» se ha detenido a tres personas. Estudiaban al detalle los robos y escondían el botín en zonas boscosas. La Guardia Civil ha esclarecido 140 robos, la mayoría en viviendas, en menos de una semana.

Pontevedra / La voz

Tras un relativo período de tranquilidad, en el seno de la Comisaría de Pontevedra se tiene el convencimiento de que la banda que, semanas atrás, desvalijó numerosas viviendas en el rural de la capital y en ayuntamientos limítrofes, caso de Poio, están ya fuera de la provincia. De este modo, se sospecha que buena parte de estos asaltos fueron obra de una banda itinerante que, ante la repercusión de los robos y la presión policial, habría optado por abandonar la comarca.

En todo caso, tanto la Policía Nacional, como la Guardia Civil desmarcaron estos hechos de los recientes golpes que el instituto armado ha dado en el ámbito de los desvalijamientos domiciliarios. En apenas una semana, el instituto armado ha llevado a cabo en la provincia media docena de operaciones que se han saldo con el desmantelamiento de varias bandas organizadas, el esclarecimiento de unos 150 robos con fuerza en viviendas y negocios de distintos tipo y el arresto de catorce personas.

De este modo, el 16 de noviembre, los integrantes del equipo Roca de Lalín identificaron, en el marco de la operación Brass, a dos personas en relación con 46 robos, veinticuatro de ellos en la comarca de O Deza. Ese mismo día, pero en O Carballiño, eran arrestados cuatro vecinos de esta localidad ourensana por un decena de delitos, uno de los cuales tuvo lugar en Caldas. Fue el colofón a la operación Cleaner.

Cuarenta y ocho horas más tarde, el detenido era un residente de Nigrán al que atribuyeron 33 asaltos en este municipio, mientras que el 19 de noviembre, y en el ámbito de la operación Pitillo, la Guardia Civil detuvo a un vecino de Pontecesures y a dos de Caldas por nueve asaltos a gasolineras en distintas localidades de Pontevedra, fundamentalmente en las comarcas de Caldas y O Salnés, y de A Coruña. Dos días después, otras dos personas eran identificadas como receptoras de los objetos sustraídos.

Ayer, agentes del puesto de Baiona detuvieron en el centro penitenciario de A Lama, donde cumple condena por otros delitos contra el patrimonio, al que consideran es autor de otros dieciocho robos en la zona de Nigrán.

Paralelamente a estas investigaciones, la semana pasada culminó la operación Catalpa con el arresto de tres personas -ya ingresaron en la cárcel- y el esclarecimiento, por el momento, de veintiún robos en la provincia -Tomiño, Tui, O Porriño, Mos, Salceda y Ponteareas- y seis en el norte de Portugal. Entre los detenidos, el cabecilla de este grupo, un gallego residente en Vilanova da Cerveira que estaba huido de la Justicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sospechan que los ladrones que asaltaron casas en Pontevedra ya están fuera de la provincia