Un derbi en la cumbre entre los dos equipos gallegos en mejor forma

El Poio y el Burela se enfrentan el sábado con ojo puesto en el liderato


pontevedra / La Voz

El Poio Pescamar y el Burela Pescados Rubén afrontan este sábado a las 16.30 horas un derbi llamado a ser el partido de la jornada. El equipo lucense, colíder de Primera División junto al Atlético de Madrid, visita A Seca para poner a prueba a un bloque rojillo que le secunda en la tabla con dos puntos menos, pero que viene de encadenar siete victorias consecutivas que le convierten el equipo más en forma de la liga. Dos trayectorias paralelas, por tanto, que auguran un gran espectáculo en un partido en el que se espera, además, que el ambiente en la grada sea otro de los alicientes.

El Burela, campeón de liga en las temporadas 2012-13 y 2015-16 y habitual en la lucha por el título en los últimos años, llega al duelo con 24 puntos fruto de un balance de ocho victorias y una única derrota -la encajada en la cuarta jornada en la pista del Atlético de Madrid-, y puede presumir de ser el equipo más realizador de la categoría con 43 goles. Una pegada en la que tienen buena parte de culpa jugadoras como Cilene y la exrojilla Lara Balseiro que, con 10 y 9 goles, respectivamente, se encuentran entre las máximas anotadoras de la categoría.

El Poio, por su parte, afronta el encuentro con la moral por las nubes tras firmar el mejor inicio liguero de su historia. Y aunque con diez goles menos -33- cuenta también con puntales ofensivos como Ceci o Iria Saeta, ambas con ocho dianas, que permiten prever un derbi vibrante.

El equipo rojillo solo ha ganado uno de sus ocho duelos frente a las lucenses

Desde que el Poio Pescamar logró el ascenso a Primera División en el verano del 2013, el equipo rojillo y el Burela se han enfrentado en ocho ocasiones con una balance claramente favorable para el equipo lucense, que ha ganado seis de estos duelos, empatado uno y cedido una única derrota.

El la primera temporada del Poio en la élite, también con Marcio Santos en el banquillo, el Burela se llevó el gato al agua en los dos cruces ligueros. El primero tuvo lugar en el feudo lucense, con victoria local por 4 a 2, y todavía más contundente fue la que logró en A Seca, donde se impuso por un abultado 1 a 7.

En las dos temporadas siguientes, el equipo burelense volvió a llevarse la victoria en los dos partidos de liga, de nuevo jugando el correspondiente a la primera vuelta en su casa ganando en ambos casos por 5 a 3. Y en los duelos en la pista rojilla también se llevó los tres puntos al vencer por 1 a 3 en la campaña 2014-15 y por 4-5 en la 2015-16.

Después de seis derrotas, el curso pasado, al fin, el Poio Pescamar logró romper esta estadística en el partido que les enfrentó en la octava jornada. Entonces, con Marcio Santos de nuevo al frente tras dos temporadas fuera del club, las rojillas ganaron en A Seca por 2 a 0, y empataron en la segunda vuelta en Burela a un gol. Un antecedente al que se aferrará ahora el equipo de A Seca para intentar ir recortando distancias en el balance de sus enfrentamientos ante las lucenses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un derbi en la cumbre entre los dos equipos gallegos en mejor forma