Otro año deportivo magnífico

Los éxitos del Teucro y Poio Pescamar Fútbol Sala abanderan otra campaña excelente para un área de menos de 200.000 habitantes con una decena de clubes en sus respectivos deportes


El brillante retorno de la SD Teucro a Liga Asobal después de un campeonato incontestable; la campaña del Pontevedra CF que finalmente le dispuso a pelear de nuevo por un ascenso que su afición y su historia requieren, y la excepcional temporada que está cosechando el Poio Pescamar Fútbol Sala en la División de Honor Femenina con la guinda reciente de la Copa Xunta de Galicia, constituyen los tres principales referentes de un año deportivo, de nuevo, magnífico en nuestra zona.

El balance aún es temporal. Resta saber que ocurrirá con el equipo granate ya inmerso en la primera eliminatoria del play off ante el Murcia; y qué serán capaces de hacer las rojillas pues en junio el Poio Pescamar será anfitrión de la Copa de la Reina de fútbol sala. Del mismo modo que aguardamos que la Sociedad Gimnástica de Pontevedra, aún en competición, se mantenga otro año más en la élite del atletismo español.

Mérito extraordinario

Otros han logrado cerrar un ejercicio meritorio porque la mira principal ?mantenerse- se ha cumplido con solvencia. Es el caso del Cisne Colegio Los Sauces que consumó su segunda campaña en Plata, aunque rozó el sueño de jugar por el ascenso, como también les pasó a las baloncestistas de Mayte Méndez aunque el Arxil concluyó a mitad de tabla en Liga Femenina 2. Y con su pívot africana Munita Keita elegida para el quinteto ideal por sus promedios de puntos y rebotes.

También hubo algún que otro revés. El más doloroso ha sido el paso fugaz del Baloncesto Marín Ence Peixegalego por LEB Oro, aunque presidente, entrenador y afición van asumiendo que supuso un aprendizaje para organizarse mejor como declaraba hace unos días Javi Llorente en estas mismas páginas. Es una dura lección que el mismo Teucro y otros de nuestros clubes han tenido que experimentar para redireccionar estructuras y objetivos. A veces un ascenso de categoría llega demasiado pronto, se indigesta y descubre las debilidades de una organización poco profesional.

En todo caso, hay que contextualizar que mantener cerca de una decena de clubes de muy diferentes modalidades como atletismo, fútbol, balonmano, baloncesto, tenis de mesa o fútbol sala femenino entre otros, en las máximas categorías nacionales de sus respectivos deportes, tiene un mérito extraordinario. Valoremos que hablamos de que son sustentados en un área urbana de poco menos de 200.000 habitantes entre la capital y los concellos cercanos, donde no existe un tejido industrial potente pues el sector dominante son los servicios (comercio, hostelería y turismo) y el empleo público.

Capital del balonmano gallego

Esta misma semana, La Voz de Galicia ha repartido gratuitamente entre los lectores de esta edición local de Pontevedra, el póster a doble página conmemorativo del ascenso de la SD Teucro. Carlos García Alén, presidente de la entidad aprovechó el acto institucional en la Diputación para reclamar mayor apoyo de esa y otras instituciones al deporte local ya que clubes como los citados nos abanderan por España adelante.

La reivindicación del mandatario teucrista, a buen seguro, es suscrita por todos y cuantos pelean diariamente en los despachos por reunir los recursos necesarios para sufragar los gastos de cada temporada. Como Lupe Murillo en el Pontevedra CF; Juan José García en el Poio Fútbol Sala; Touza en la Gimnástica, Picallo en el Cisne; Milagros Sanmartín del Arxil, Luis Santiago del Baloncesto Marín y tantos y tantos otros.

Estas entidades que además mantienen canteras y contribuyen al deporte base, necesitarán desvelar varias incógnitas económicas. Entre las instituciones públicas y potenciales sponsors privados tan potentes como Ence. La pastera anunció que ya resolvió las adjudicaciones que subvencionará con los 3 millones de euros destinados al llamado Plan Social. Un «pienso» al que aspiran la mayoría de los clubes de la comarca. No obstante el dinero que les aporte la celulosa solo representa un porcentaje relativo del presupuesto final que deberán cubrir. Las respectivas directivas deberán echarle imaginación y trabajo para aumentar sus correspondientes bases sociales y la captación de patrocinadores.

Javi Noya y Adrián Esperón

No quiero concluir sin reconocer a sendos deportistas individuales que han logrado, después de mucho esfuerzo personal y años de éxitos sordos, catalizar los apoyos que antes no recibían. El caso más señero es Javi Gómez Noya, nuestro convecino deportivo más universal. Ha reaparecido después de remontar la lesión que le impidió participar en los Juegos de Río. De momento va tercero en la general del Mundial detrás de otros dos españoles, Mario Mola y Fernando Alarza, para los que ha sido ejemplo a seguir. Supongo que habrán visto el spot televisivo de Javi tocando la guitarra en el capó de un coche, compartiendo con Loquillo. Inimaginable hace unos años.

Del mismo modo que ha tardado mucho tiempo pero ha llegado un reconocimiento en modo de patrocinio para el pontevedrés Adrián Esperón, catorce veces campeón de España de baile deportivo en diferentes categorías. Por fin, junto a su pareja deportiva Patricia Martínez, serán embajadores de Pontevedra conforme el contrato de patrocinio que acaban de suscribir con el Centro Comercial Urbano Zona Monumental. Chapeau!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Otro año deportivo magnífico