Tres mil euros de multa por no limpiar la maleza y acacias de una finca de A Caeira

El Concello de Poio constató que los especímenes invadían la vía pública y existía riesgo de que se produjese un incendio


Poio / La voz

El Concello de Poio, a instancia de la concejalía de Medio Ambiente, acaba de sancionar con tres mil euros al dueño de una finca de Boa Vista, en A Caeira, que hizo caso omiso a los sucesivos requerimientos de que limpiase las acacias y maleza que proliferaban en esta parcela. El gobierno local verificó que los especímenes vegetales no solo invadían ya la vía pública, sino que estaban avanzando hacia propiedades particulares vecinas.

Además, se remarcó que presentaba «un alto risco de incendio ao verse ameazadas as vivendas colindantes nesta zona residencial». A este respecto, desde el Concello de Poio dejaron claro que es la práctica habitual en todas aquellas situaciones en las que, por un lado, los dueños de los terrenos incumplen de forma reiterada los requerimientos municipales y, por otro, la situación derive «nun perigo inminente contra as vivendas ou os bens privados».

Lo cierto es que, por termino medio, cada año el Concello de Poio tramita unas trescientas denuncias administrativas por mantener descuidas las fincas. Se trata de conductas que suponen una infracción a la normativa de limpieza y ornato de las parcelas y, como tal, se recoge en la reformada Lei do Solo de Galicia. En este punto, señalaron que lo habitual es que se trate de fincas que están en desuso, de tal modo que la maleza prolifera a gran velocidad llegando a invadir propiedades cercanas.

No sería este el caso concreto de la parcela de Boavista. En este supuesto, se ha aplicado la Lei de Montes del 2012 que modifica algunos artículos de la Lei de Incendios del 2007. En estos supuestos, el foco se pone en la presencia de arbolado próximo a viviendas habitadas.

El concejal de Medio Ambiente, el nacionalista Xosé Anxo Lodeiro, reconoció ayer que «moitos dos expedientes sancionadores iniciados non se poden tramitar debido a imposibilidade de identificar ao propietario». Y es que, es hasta cierto punto común que el titular de los mismos sea desconocido o que los datos que lo identifican no sean ya válidos.

En el caso de que se logre localizar al dueño, el procedimiento establece, inicialmente, un plazo para que proceda a la tala y limpieza del arbolado. «Na maior parte dos casos os propietarios ante o requirimento do Concello proceden coa limpeza ou corta», remarcó Lodeiro, lo que determina el archivo del expediente.

En el caso contrario, la legislación posibilita que los ayuntamientos puedan proceder a la ejecución forzosa mediante la imposición de multas coercitivas de entre mil y diez mil euros. A este respecto, el edil de Medio Ambiente de Poio recordó la obligatoriedad de mantener las parcelas saneadas, así como, en el caso de arbolado, mantener «unha franxa de seguridade respecto das vivendas ou os núcleos poboados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Tres mil euros de multa por no limpiar la maleza y acacias de una finca de A Caeira