El primer documental rodado en color en España defendía la teoría del origen gallego de Colón

Se trata de un trabajo filmado por el pontevedrés Enrique Barreiro Vázquez en Cinecromo


Poio / LA voz

Hace casi noventa años, el 2 de mayo de 1927, el Teatro Principal acogió un hito histórico: el estreno del primer documental rodado en España en color. Pontevedra, cuna de Colón, filmado por el pontevedrés Enrique Barreiro Vázquez en Cinecromo, una técnica pionera para rodar en color -el tecnicolor había sido patentado años antes, en 1916-, es toda una defensa de la teoría del origen gallego del insigne navegante.

Ayer la figura de este pontevedrés estuvo permanentemente presente en la presentación de lo que serán los actos de la segunda Xuntanza Coloniana, que se desarrollará en Poio el próximo sábado. A fin de cuentas, al hijo de Enrique Barreiro, el arquitecto Enrique Barreiro Álvarez, se le hará entrega de la Distinción de Coloniano de Honra. No en vano, al igual que su padre, este reconocido profesional ha mantenido la defensa de la tesis del Colón gallego e, incluso, su vinculación con esta teoría es tal que fue el diseñador de la Casa Museo de Colón, en Portosanto (Poio).

«Cada día aparecen más datos, más argumentos, gracias a la tecnología y a los avances que tenemos», apuntó Manuel Doval, al tiempo que destacó que «De Celso García de la Riega -primero en defender la idea del origen gallego del navegante- hasta hoy se ha avanzado a pasos agigantados». Tras dejar claro que «hay muchos mitos sobre Colón, muchos son falsedades impresionantes», este miembro de la Asociación Galicia Histórica resaltó que la comunidad «tiene mucho que ver en el descubrimiento. Los marinos gallegos, junto con los gallegos, eran los más aventureros. No les daba miedo precipitarse a lo desconocido, al contrario que a los del Mediterráneo que siempre iban buscando la costa».

En el marco de los actos del sábado, la Casa Museo tiene intención de exponer juntos los cuatro grabados de Turgis que tienen al descubridor como protagonista. Una familia anónima ha donado las tres pinturas que complementan la que guarda la Asociación Colón Galego. El tiempo no ha pasado en vano por estas piezas del siglo XIX, de igual modo que los noventa años han borrado prácticamente todo rastro del color original de Pontevedra, cuna de Colón, cuya copia restaurada alberga el Centro Galego de Artes da Imaxe (CGAI).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El primer documental rodado en color en España defendía la teoría del origen gallego de Colón