Los enfermos intestinales podrán estacionar en zonas de carga y descarga en Poio

Se trata de un proyecto pionero en España en el que se expediran carnés a los afectados


Poio / La Voz

«Os esfinteres non os controlamos e vamos pola pata abaixo». De esta manera tan gráfica, Ánxela Paz, presidenta de la Asociación Socio Sanitaria Educativa Inflamatoria Intestinal, explicó la patología que padecen unos dos mil personas en Pontevedra, de las cuales unas ochocientas tiene que hacer uso de bolsas externas.

Ayer, este colectivo recibió una buena noticia. Y es que los afectados de enfermedades intestinales crónicas podrán estacionar en zonas reservadas a carga y descarga o servicios en Poio sin mayores problemas y, de este modo, poder «acudir a un baño público ou privado». Se trata de un proyecto pionero en toda España, Non podo agardar, en el que se expedirán carnés que identifiquen a los usuarios, mientras que locales de hostelería podrán sumarse permitiendo a los afectados utilizar sus aseos sin necesidad de hacer una consumición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los enfermos intestinales podrán estacionar en zonas de carga y descarga en Poio