¡Salvad a los naranjos y limoneros!

La psila africana no significa el fin de los cítricos. Cuando la plaga se detecta solo hay que tratar los árboles y dar aviso a Sanidade Vexetal


vilagarcía / la voz

El ébola de los cítricos. Así se ha bautizado, de forma popular, a la plaga que ya afecta a los cítricos de la provincia, con especial incidencia en la comarca arousana. Con este nombre no es de extrañar que muchos propietarios de naranjos, limoneros y mandarinos estén temiendo que este sea el fin de sus árboles. No es así. Ni mucho menos. Lo saben bien en O Grove, donde la concejalía de Medio Ambiente ha organizado dos charlas que registraron un lleno absoluto. Esto da una idea de la preocupación que el Trioza erytreae, que es como en realidad se llama este temido insecto, está despertando entre los vecinos. Los técnicos hace una llamada a la calma y explican que, por ahora, solo es preciso tratar y dar aviso.

¿Qué es la psila africano o «Trioza erytreae»?

Es un insecto chupador originario de África y se encuentra ampliamente distribuido en ese continente. En Europa se ha detectado en Azores, Madeira y Canarias. A Galicia ha llegado a través de la comarca arousana y, actualmente, se ha detectado su presencia en árboles de Vilagarcía, Cambados, A Illa y O Grove. También, en Sanxenxo, Poio, Pontevedra y Cangas. La Consellería do Medio Rural ha puesto en marcha un dispositivo especial para saber dónde exactamente está presente este insecto con el fin de estudiar su presencia. Y, sobre todo, para tenerlo controlado y investigar su evolución.

¿Por qué resulta especialmente peligroso?

El principal problema de este insecto es que puede ser portador de una bacteria que causa una enfermedad conocida como «greening», que puede causar la muerte del árbol. Explican los técnicos que, por ahora, en la comunidad gallega no se ha detectado ningún caso de esta enfermedad. Este es el principal motivo por el que se recomienda a los propietarios extremar la vigilancia sobre sus árboles para ver si están afectados y tratarlos adecuadamente. Con ello se busca poder erradicar a estos insectos y que la enfermedad no llegue a desarrollarse en esta zona.

¿Cuáles son los síntomas en los cítricos?

La psila africana afecta, en primer lugar, a las hojas de los árboles. En la parte superior de los pecios aparecen unas verrugas, donde se aloja la ninfa del insecto, mientras que en su zona inferior se abren pequeños huecos.

¿Cómo se debe actuar si detectamos la plaga?

Lo primero que hay que hacer es notificar la situación al servicio de Explotacións de la Consellería do Medio Rural. Para ello es suficiente una llamada al 986 805 446 o al 986 805 554. Allí se deberá informar de los datos personales del propietario de la parcela afectada, de su localización y del número de árboles que sufren esta plaga. Si la infección es leve se puede realizar la poda de las ramas afectadas y destruirlas mediante la quema. También hay que aplicar un producto fitosanitario autorizado para el tratamiento de la psila. Se recomienda realizar dos tratamientos continuos en un plazo de dos o tres semanas. Se pide a los propietarios que no realicen movimientos de material vegetal infectado, para evitar la dispersión.

¿Es necesario cortar los árboles afectados?

Explican los técnicos que, por ahora, no es preciso proceder a cortar los árboles en los que se haya detectado ese insecto, pues no se ha encontrado la bacteria que causa la enfermedad. La Administración pide la colaboración de los vecinos para que traten sus cítricos y controlar así la plaga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

¡Salvad a los naranjos y limoneros!