Luisa Piñeiro se despide de la alcaldía de Moraña para asumir su cargo de delegada territorial de la Xunta en Pontevedra

La ex regidora presidió por última vez el pleno, cediendo su lugar al alcalde en funciones, José Cela


Moraña

Día de despedidas en el pleno de Moraña. Luisa Piñeiro, recién nombrada delegada territorial de la Xunta en Pontevedra, presidió por última vez la corporación local, formalizando su renuncia a la alcaldía, que presentó el pasado jueves. Su nueva responsabilidad en la Administración gallega le impide seguir siendo alcaldesa de Moraña.

Piñeiro se despidió con un mensaje de gratitud dirigido, primero a los vecinos que la apoyaron durante nueve años en la alcaldía, y también hacia sus compañeros y demás concejales de la corporación municipal por el trabajo realizado en este tiempo. Asimismo, deseó la mejor suerte al Concello y quiso dejar claro que seguirá trabajando por el municipio desde su nuevo puesto en la Xunta.

Tras su intervención, que abrió la sesión del pleno, Piñeiro abandonó la presidencia y la alcaldía, que ocupó el alcalde en funciones, José Cela. El regidor accidental dio la palabra también a Xoel Souto, que asumió el cargo de portavoz del PSOE tras la reciente dimisión de Diana Pereira, y anunció que en próximas fechas también habrá otra incorporación, ya que el popular Javier Ruibal asumirá el escaño que deja ahora vacante Luisa Piñeiro.

Finalmente, José Cela anunció que el equipo de gobierno está estudiando la mejor fecha para la sesión de investidura, en la que presumiblemente será designado como alcalde, puesto que el PP tiene la mayoría absoluta en Moraña. El pleno del nombramiento será la próxima semana en un día aún por concretar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Luisa Piñeiro se despide de la alcaldía de Moraña para asumir su cargo de delegada territorial de la Xunta en Pontevedra