La Fiscalía no pedirá cárcel para la asesina de un familiar en Moraña

Instará a la absolución por trastorno mental de la mujer, hija de la prima del muerto


Moraña / La voz

Hace un año exactamente, Agustín Chayán Silva, de 83 años, fallecía como consecuencia de las puñaladas que le asestó la hija de su prima. Ambas convivían con la víctima en la casa ubicada en la aldea de O Apedrado (Moraña). Uno de los juzgados de Caldas se hizo cargo de la instrucción judicial, que está muy cerca de concluir y en la que todo parece apuntar en la dirección de que la Fiscalía de Pontevedra presentará un escrito de acusación en el que instará la absolución de la sospechosa apelando a la existencia de una eximente por trastorno mental. No obstante, en el mismo documento, pedirá que se adopten medidas que consisten en el sometimiento a la sospechosa a un tratamiento médico psiquiátrico, el seguimiento exhaustivo de su evolución o, incluso, el internamiento en un centro médico adecuado.

Las fuentes consultadas precisaron que esta decisión es consecuencia del examen forense al que fue sometida la detenida. En este sentido, añadieron que los forenses certificaron que la mujer había sufrido, aparentemente, una descompensación psicótica, por lo que no era consciente del alcance de sus actos. Esto es, tenía afectadas gravemente sus capacidades cognitivas y volitivas, por lo que entienden que sería inimputable.

La arrestada, de unos 40 años, padece una patología psicológica y, presuntamente, había dejado de tomar la medicación días antes del crimen porque «dicía que a atontaba», apuntó en su día una vecina de la víctima. Esto habría sido, igualmente, confirmado por los forenses.

Aquella mañana, el cuerpo sin vida de Agustín Chayán fue encontrado a las puertas de su vivienda, una casa marcada ya por un doble asesinato ocurrido en enero de 1960. El fallecido presentaba innumerables lesiones, las más graves ocasionadas con un arma blanca, presumiblemente un cuchillo de grandes dimensiones que no se descarta hubiese sido cogido por la sospechosa en la misma cocina del inmueble. Desde el primer momento, los investigadores de la Guardia Civil descartaron la hipótesis de un robo violento, por lo que centraron sus pesquisas en el círculo más cercano de este vecino de O Apedrado. 24 horas después, la mujer era detenida e ingresada en la unidad de psiquiatría del Complejo Hospitalario de Pontevedra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

La Fiscalía no pedirá cárcel para la asesina de un familiar en Moraña