Antonia festejó su 101 cumpleaños en la residencia de mayores de Ortigueira

Esta mujer recuerda dos guerras y el hambre, pero jamás había vivido algo parecdido al covid-19


ORTIGUEIRA / LA VOZ

Antonia Soto Santiago sopló las velas de su 101 cumpleaños en la residencia de mayores de Ortigueira. Nació en Marín, recuerda a sus padres y a sus ocho hermanos (ella era la mayor), y cuenta que con 13 años la sacaron de la escuela para ir a trabajar y la maestra le riñó a su madre, «porque era cando mellor aprendía». Trabajó en la lonja «carrexando e envasando peixe para Madrid» y evoca los bailes de O Verxel, en Marín, y la música de Gardel -«cando cantaba caían as aves do ceo»-.

Con 22 años se casó y a los 52 se quedó viuda. Dos de sus hijos, Manolo y Flora, ya fallecieron, y los otros dos, Finita y Mucha, viven en Marín. El día del cumpleaños se emocionó por la videollamada con su familia. «Con estes inventos modernos poden mirar o ben que estou», dijo. Recuerda dos guerras «e a fame negra», pero jamás había vivido algo parecido al covid-19.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Antonia festejó su 101 cumpleaños en la residencia de mayores de Ortigueira