Los controles de velocidad se centran en 240 kilómetros en la comarca

Varios proyectos de seguridad vial están transformando tramos peligrosos de la lista


pontevedra / la voz

La totalidad de la PO-308, desde A Barca (Poio) hasta A Lanzada (Sanxenxo); la PO-313, de Marín a Moaña; gran parte de la PO-551 desde Marín hasta A Portela, en Bueu; y la mayoría de la variante de Marín, desde Lourizán hasta Seixo, son algunos de los tramos que la Dirección General de Tráfico considera de mayor riesgo para la circulación. Por esta razón, son algunos de los puntos de la comarca donde es más habitual que la DGT coloque su radar móvil para, principalmente, poner coto a los conductores que superen la velocidad permitida.

En la relación de carreteras facilitada por el Gobierno central a la DGT a una pregunta en el Congreso del socialista Miguel Ángel Heredia, se precisan viales autonómicos y carreteras nacionales de la comarca hasta rondar los 240 de kilómetros en el entorno de Pontevedra.

En esta respuesta se puntualiza que en los últimos años la DGT «no ha publicado el listado de puntos negros por no encontrarse alienada con la visión de búsqueda de zonas donde se dan ciertos factores que puedan contribuir a la siniestralidad».

Sin embargo, a la vez que se precisa que se está revisando la metodología, Tráfico sí «ha trabajado en categorizar aquellos tramos en los que se concentra mayor accidentalidad y, adicionalmente, excesos de velocidad». Sobre estos tramos viarios, la Administración estatal añade que «ha sido en ellos en los que se han concentrado mayores esfuerzos de vigilancia por parte de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil».

Otras carreteras del listado de la DGT incluyen la PO-531, entre Campañó, en Pontevedra, y Baión, en Vilanova; así como el tramo de la Vía do Salnés en su conexión con el acceso a Sanxenxo y la continuidad de la vía rápida sin desdoblar hacia Adina y A Lanzada.

En cuanto a las carreteras de titularidad estatal, la DGT mantiene su atención expresamente en la N-550, que es la carretera que entra en Vilaboa desde Arcade y atraviesa toda la comarca en dirección norte en dirección a Santiago. Varios tramos de la N-640 también se encuentran en esta clasificación, especialmente en puntos del municipios como Cuntis y Caldas; y en la misma línea se encuentran la N-541, más conocida entre los pontevedreses como la carretera de Ourense, a su paso por el municipio de Cerdedo-Cotobade.

28,3 Km

PO-308

La Xunta está ejecutando obras de seguridad vial

16,4 Km

PO-313

Los accidentes son frecuentes desde Marín hasta Moaña

8,9 Km

Variante de Marín

Esta vía ha liberado de tráfico el casco urbano marinense

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los controles de velocidad se centran en 240 kilómetros en la comarca