Las Crónicas Marinenses de Kiko da Silva ilustran el centro urbano


MARÍN / LA VOZ

El Concello de Marín ha convertido las marquesinas y las mupis de espacios de publicidad comercial en ubicaciones de educación en valores. La concejala de Medio Ambiente, la popular Marián Sanmartín, explicó ayer que cuando el contrato de explotación de las marquesinas acabó, el Concello, en colaboración con la Fundación Juan XXIII, decidió quedarse con este espacio y transformarlo, con la idea de que se alejase de un contenido comercial y aprovechar sus ubicaciones estratégicas para un fin social.

A la hora de llevar a cabo este proyecto, se contactó con el ilustrador Kilo da Silva, «un experto en ensinar a través do humor que hai outra forma de facer as cousas». De esta forma surgió la idea de Crónicas Marinenses, en tres viñetas, un proyecto donde «a igualdade é o principal eixe, tocando temas como a discapacidade e a igualdade, para dar visibilidade a situacións que ás veces pasan desapercibidas», según señalaron desde el Concello. También se apuesta por la concienciación cívica de los párkings para personas con movilidad reducida y la dificultad para encontrar un empleo. Las viñetas de Da Silva tienen, además, como escenario para su ejecución, ubicaciones del propio municipio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las Crónicas Marinenses de Kiko da Silva ilustran el centro urbano