José Solla muestra los dos lados del Atlántico en el Museo

El Museo ofrece una retrospectiva del pintor marinense, que vive en la actualidad entre Bueu y Mar de Plata


Coplas de Cego es título de la exposición de José Solla que se inaugura hoy en el Museo de Pontevedra, donde podrá visitarse hasta el 23 de septiembre. Se trata de una retrospectiva que recorre toda la trayectoria de este reconocido artista entre los años 1965 y 2015 a través der 110 piezas, entre pintura, dibujo y colage.

José Solla, natural de Marín, vive en la actualidad entre Bueu y Mar de Plata ( Argentina), donde desarrolló desde los años 50 gran parte de su producción sin romper nunca los vínculos con Galicia.

La muestra, que revisa su evolución como pintor, fue presentada ayer por el propio Solla, por el comisario Ramón Rozas, por el director del Museo, Carlos Valle, y por el diputado de Cultura, Xosé Leal, quien destacó que se trata de una de las dos exposiciones más relevantes realizadas este año por la entidad museística, junto con la dedicada a Alejandro de la Sota. Leal también celebró la coincidencia entre el 90 aniversario que celebra el Museo de Pontevedra y los 90 años que tiene en este momento José Solla.

La exposición se divide en dos grandes etapas. En la primera, según explicó Rozas, «traballa a partir dun mesmo océano desde as dúas orelas». Son obras que representan los puertos de mar, de ambos lados del Atlántico, las embarcaciones y, sobre todo, las gentes del mar.

La segunda etapa se centra en piezas en las que José Solla juega con la simbología del arte románico. Rozas sitúa el inicio de esta etapa en 1978, cuando el artista fue becado por el Centro Iberoamericano de Cooperación y empieza a estudiar esa simbología.

Al margen de estas dos etapas, la muestra incluye obras de los inicios de la trayectoria de Solla, además de los dibujos originales que sirvieron de base a la gran escultura Inés-Palmira de la praza Massó de Bueu.

José Solla se definió ayer a sí mismo como «un pintor vello que convivo coa xente moza, e ademais teño ganas de seguir facéndoo». Se mostró muy satisfecho con la exposición y muy agradecido con el trabajo del comisario y del equipo del Museo, especialmente con el equipo de montaje.

Explicó que el título Coplas de Cego es un homenaje «ao que Pontevedra tiña de lindo para min na infancia». Y contó que cuando venía a la feria de Pontevedra con su abuela, una de las cosas que más le llamaba la atención era un ciego que actuaba como un trovador y vendía las coplas que recitaba.

El director del Museo, Carlos Valle, señaló, por su parte, que «neste traballo pictórico están reflectidos diferentes momentos históricos que se corresponden tamén con diferentes etapas da pintura galega». Y en este sentido, indicó que la evolución del artista está ligada «ao seu coñecemento da arte galega e ao seu estudo e análise».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

José Solla muestra los dos lados del Atlántico en el Museo