Una inspección en la red de agua busca prevenir averías

La revisión afecta al kilómetro de la galería de servicios


pontevedra / la voz

Tras una primera incidencia en la red de abastecimiento de agua, que no implicó cortes de suministro a la población pero sí menor presión en la zona de Seixo (Marín), el Concello de Pontevedra optó por realizar un trabajo preventivo con vistas al verano. Es el «zafarrancho importante», en palabras del portavoz del gobierno local, que se está llevando a cabo desde este lunes en las inmediaciones de Casa Digna. La alarma surgió el viernes por la tarde cuando se detectó un consumo anormal en el abastecimiento de agua municipal. Tras las comprobaciones oportunas, se localizó en la galería de servicios, en la zona de As Corbaceiras casi en el entronque con San Roque. Uno de los tubos se había descolgado y hubo que cortar ese suministro, dando agua a los concellos de Marín y de Bueu por la canalización vieja a través del depósito de Mourente. Los trabajos que están en marcha comprenden que haya que retirar el asfalto para recolocar esos tubos. Se trata de conducciones muy pesadas, por lo que la actuación es laboriosa. Se aprovechará esta operación para revistar todo el kilómetro de la red de la galería de servicios. Se prestará especial atención al estado de las bridas que sirven de sujeción a los tubos de inox.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una inspección en la red de agua busca prevenir averías