El tirón del turismo de autocaravanas hace mover ficha a los concellos

Pontevedra tiene área específica y Bueu, Sanxenxo, Cotobade y Marín prevén habilitarla


pontevedra / la voz

Como si de la historia del huevo y la gallina se tratase, no se sabe muy bien si se empezaron a construir áreas para autocaravanas porque eran muchos vehículos de este tipo los que buscaban aparcamiento en las Rías Baixas y se necesitaba organizar y ordenar los sitios de parada y pernocta, o si primero se prepararon esas explanadas y estas acabaron captando a los autocaravanistas. Fuese una cosa primero o la otra, el caso es que hay un auge del turismo de autocaravana y en el norte de la provincia se nota. Lo hay en verano. Y lo hay todo el año. Lo contaban ayer unos franceses que a media mañana se marchaban del área habilitada para estos vehículos en Pontevedra -en los terrenos de Tafisa-: «Llevamos unos días por aquí y en todos los sitios donde paramos nos encontramos a más extranjeros. Pensamos que no habría gente porque aún no es verano, pero nunca estamos solos». Conscientes de esta circunstancia, los concellos mueven ficha.

Pontevedra, Vilagarcía o Lalín, los municipios más grandes de sus respectivas comarcas, ya cuentan con este área. En la ciudad del Lérez se inauguró el año pasado y desde la Asociación Galega de Autocaravanistas se dijo que no había otra superficie en Galicia tan grande, tan bien situada y con tantos servicios como la de Tafisa. Y no solo el colectivo estaba contento. Al término del verano, el Concello pontevedrés indicó que en tres meses habían pasado por ella casi 700 vehículos y, ayer, la edila Anabel Gulías enfatizaba que la inversión hecha está fuera de toda duda.

Ese fervor por las caravanas suma y sigue. Un buen número de concellos están intentando habilitar áreas de aparcamiento y servicios para ese tipo de turismo. «Claro que queremos tela, temos unha zona onde agora paran pero queremos un lugar con servizos», dice Félix Juncal desde Bueu. En Sanxenxo también buscan ahora mismo la ubicación para un área de esas y en Marín, aunque el proyecto aún está verde, van en la misma línea. Desde Cotobade, el mandatario Jorge Cubela indica que ellos ya tienen el lugar elegido: en Carballedo, junto al instituto.

A Illa va a contracorriente y dice que la inversión debe ser privada

Al preguntar a los alcaldes por las áreas de autocaravanas, casi todos ven con buenos ojos que los concellos las habiliten y que sean de carácter gratuito. Pero hay algún voz en otro sentido. Por ejemplo, la de Carlos Iglesias, alcalde de A Illa de Arousa: «Eu non creo que corresponda ao Concello facer ese tipo de cousas, creo que iso debe ser inversión privada. No caso de A Illa temos sinxelamente uns aparcamentos reservados na zona do Bao, pero nada máis. Non temos previsto facer ningunha área, non nos compete a nós, penso eu».

Otros concellos señalan que el problema que encuentran a la hora de hacer una explanada para autocaravanas es, o bien la poca disponibilidad de terrenos, o su difícil encaje en el planeamiento urbanístico. De ello hablaban tanto el mandatario de Vilaboa, Luis Poceiro, como el concejal cambadés Xurxo Charlín.

Luego están también los ayuntamientos que de momento no sienten la necesidad de contar con un lugar para autocaravanas. Ahí se situaría, por ejemplo, Barro, como confirmó el mandatario, Xosé Fernández Abraldes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El tirón del turismo de autocaravanas hace mover ficha a los concellos