La ciudad nombra a Don Peregrino Hijo Adoptivo

Ocurrió en 1990

.

El 5 de enero de 1990, el Ayuntamiento hacía pública la propuesta de nombramiento de don Peregrino Reboiras como Hijo Adoptivo de la Ciudad, a título póstumo. El juez instructor del expediente fue el concejal José Manuel Brea Vaamonde, teniente de alcalde del área de Cultura, quien hizo constar los méritos acreditados de quien fue durante más de treinta años cura párroco y rector de la Basílica de Santa María La Mayor, desde donde ejerció una gran labor social.

Don Peregrina, que gozaba de una gran popularidad, falleció el 1 de octubre del año anterior y con su desaparición la ciudad perdió a uno de sus personajes más entrañables y de singulares rasgos humanos.

Era natural de del municipio de Rois (A Coruña) y vecino de Pontevedra desde 1952, donde recibió innumerables homenajes y reconocimientos a lo largo de los años. Se inició en el sacerdocio en 1940, en Muros. Ejerció también de párroco de Seixo, en Marín, y en Dena ( Meaño), hasta que en 1952 se hizo cargo de la parroquia de Santa María. Cuando murió tenía 77 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La ciudad nombra a Don Peregrino Hijo Adoptivo