Costas sostiene que tocar el puerto de Aguete dañará la playa

El ministerio contacta con la Xunta para «analizar y valorar» la situación actual del entorno y dar solución al problema ambiental

.

marín / la voz

O playa o ampliación del puerto de Aguete. Las dos cosas no parecen posibles, según ha explicado en una respuesta parlamentaria en el Congreso, el Ministerio de Medio Ambiente. Preguntaba la diputada Alexandra Fernández (En Marea) sobre la situación del arenal marinense, detallando la regresión de la playa como consecuencia de la creación del puerto deportivo -relleno-, que alteró las corrientes de la zona y provocó el movimiento de la arena de un extremo a otro de Aguete. En su respuesta, el Estado deja gran parte de la responsabilidad en manos de la Consellería de Medio Ambiente. «El puerto de Aguete, Marín, es un puerto cuya competencia corresponde a la comunidad autónoma de Galicia», incide la respuesta. Sin embargo, Costas sí tiene la última palabra como máximo órgano de tutela del litoral estatal.

De hecho, fue Costas quien dio visto bueno el 17 de noviembre de 1992 al proyecto relativo al dique de abrigo, explanada de servicio y rampa de varada, que permitió la ampliación del puerto. Más adelante, el 30 de junio de 1994, volvió a ser Costas quien autorizó a la Xunta «la realización de las instalaciones de dique flotante y pantalanes». El Estado no volvió a intervenir en este ámbito marinense hasta el 16 de octubre del 2014, cuando aprobó el cambio de la delimitación del dominio público marítimo terrestre en Aguete.

En ese período de tiempo, desde la última autorización estatal hasta la actualidad, se intentó desde la Administración autonómica y entidades sociales de la villa, a veces con el respaldo del Concello y otras veces sin él, la ampliación de las instalaciones náuticas de Aguete. En este sentido, el ministerio admite que «el estudio de dinámica del litoral de la prolongación del dique preveía un basculamiento de la playa». Es decir, que si se amplía el dique, los informes técnicos revelaron que se incrementaría el trasvase de arena desde el centro de la playa hacia uno de los extremos.

Fue esta repercusión, que agravaría el deterioro del entorno que se arrastra desde hace más de dos décadas, la que frenó al Concello, temeroso de que los resultados pudiesen ser ya no solo irreversibles, sino que pudiesen dejar a Marín sin una de sus playas más emblemáticas. En su reciente respuesta sobre este asunto, el departamento central añade que la autorización de una ampliación del dique estará condicionada a que la Xunta, «a su costa», acometa medidas correctoras y compensatorias necesarias, ante los efectos indeseables que pudiesen tener lugar en el arenal.

Por último, el ministerio añadió que «ha iniciado los contactos con la Xunta» para «analizar y valorar la situación actual de la playa», así como para «recabar los estudios técnicos necesarios que permitan adoptar las medidas que, en su caso, se precisen».

Votación
1 votos
Comentarios

Costas sostiene que tocar el puerto de Aguete dañará la playa