Un Peixe nublado en ataque cae ante un inspirado Palma

El acierto en la línea de tres de los baleares fue decisivo para conseguir la victoria final


Esta vez la magia de A Raña no surtió efecto. Un Peixe Galego peleado con los triples cayó ante el Palma Air Europa que tuvo todo el acierto que le faltó a los locales. Tras un inicio prometedor de Marín, el Palma se hizo fuerte en defensa y todavía más en ataque para acabar con el meigallo de A Raña. Y eso que el Peixe no dejó de luchar en ningún momento, pero la suerte ayer no estuvo de su lado.

Cazó el primer balón el Peixe Galego en lo que iba a ser una declaración de intenciones de los locales. Ningún balón se da por perdido en A Raña. La afición aprieta y los azules meten una marcha más cuando ruge su público. Así lograron la primera ventaja nada más empezar con un colosal Cain bajo el aro, que firmó un dos más uno, a los pocos minutos. Simeón lo acompañó desde el perímetro y Palma no tuvo más remedio que pedir un tiempo muerto para evitar que los seis puntos de ventaja del Peixe siguiesen aumentando cuando solo habían pasado cinco minutos desde el inicio.

Surtió efecto la charla de Sastre porque los mallorquines salieron más enchufados y apoyados en Asier redujeron la ventaja marinense que llegó al final del primer período con un favorable 18-17 en el luminoso.

En el segundo cuarto siguió apretando Palma, que aprovechó el poco acierto de los locales en el lanzamiento para darle la vuelta al marcador. Con Álvaro Frutos como el más destacado del cuadro insular, fue reduciendo la ventaja. Y eso que el Peixe intentó mantener el ritmo con dos triples casi seguidos de Mugica y De Ciman, pero no era el día de los de Marín que se cargaron de faltas, lo que valió a Palma para remontar. Ni el buen hacer de Jason Cain, ni las arengas de Javi Llorente desde la banda sirvieron para hacer reaccionar a los locales que se fueron a vestuarios con cuatro puntos de desventaja y con muchos aspectos que corregir ante un Palma que supo bloquear el juego de Derksen, Miso y Mugica para cortocircuitar a los de A Raña.

Le sentó bien a Marín el descanso. Los de Llorente salieron más enchufados a la cancha y en un abrir y cerrar de ojos voltearon el marcador. Mucho tuvieron que ver en ello Mugica, Derksen y Cain. Entre los tres firmaron un parcial de siete a dos para volver a poner a Marín al mando. Y no bajaron el ritmo los locales. Con un impresionante mate, Cain levantó a la hinchada de sus butacas y A Raña parecía que volvía a hacer magia.

Con Palma sin saber como detener la reacción peixiña, emergió la figura de Joan Carles desde la línea de tres para salvar a su equipo. El alero balear anotó cinco triples consecutivos para volver a poner en ventaja a los suyos. Marín no se lo podía creer, todo el esfuerzo de la remontada se fue al traste por la inspiración de un jugador que fue un equipo entero. Derksen trató de seguirle el ritmo, pero fue imposible. Y el final del tercer cuarto llegó con la misma diferencia del inicio. Con los baleares cuatro puntos por encima.

Se iba a decidir el partido en la línea de tres. La misma en la que Marín no estuvo acertado durante todo el partido y Palma anotaba casi todo lo que lanzaba. Pidió tiempo muerto Llorente al inicio del último cuarto para ajustar piezas y tratar de contrarrestar el juego exterior de su rival. Solo Jason Cain, el más entonado de los azules en un partido gris, podía conducir la remontada. El americano se echó el equipo a la espalda, Marín apretó los dientes y A Raña empezó a rugir. Pero la lucidez ofensiva siguió sin aparecer y en una pérdida de balón Palma volvió a escaparse. Asier lanzó desde la línea de tres, la bola entró y además forzó la falta para duplicar la renta visitante, que se escaparon a ocho puntos, mediado el último cuarto.

Volvió a intentarlo el Peixe con otro arreón liderado por Cain, que anotó bajo aro forzando la enésima falta. Anotó el tiró libre, El Peixe robó y Derksen completó la jugada para acercar a su equipo a tres puntos. De nuevo, Palma castigaba desde el perímetro, pero esta vez Simeón respondió con otro triple que mantenía a Marín en el partido.

Mugica y Simeón lo siguieron intentando desde fuera, pero el balón salía siempre repelido por el aro. Y en una lucha por el rebote, Cain fue eliminado al sumar su quinta falta y acabó con la esperanza marinense.

Parciales: 18-17, 35-36 (17-19), 55-59 (20-23), 65-78 (10-19)

Árbitros: Pagan Baro y López Lecuona señalaron 24 faltas al Peixe Galego y 20 a Palma Air Europa. Jason Cain, del Peixe, eliminado.

Incidencias: Partido disputado en A Raña, Marín, ante 500 espectadores

Jason Cain (20), Javier Mugica (12), Albert Homs (4), Jose Simeón (5), Tim Derksen (12) -quinteto titular- Marc Bauza, Manu Ferreiro (6), Joe de Ciman (4), Adón, Cabanas, Miso (2)

Joan Carles (19), Asier (14), Roger Fornas (14), Dos Santos Fonseca (4), Mikel Uriz (4) -quinteto titular- Kennet (2), Medori (8), Antoni Vicens, Serra (2), Poyatos (1), Álvaro Frutos, (10)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un Peixe nublado en ataque cae ante un inspirado Palma