Castiñeiras volverá a asar en verano

Los comuneros y la Xunta estudian un modelo de asador en el recinto recreativo


marín / la voz

Los visitantes al lago de Castiñeiras podrán volver a utilizar los asadores este verano si se cumplen las previsiones de los comuneros y del Concello de Marín, que están negociando con la Xunta la fórmula más adecuada para hacerlo. Si todas las expectativas tienen éxito, entonces se dará respuesta a la principal demanda de los usuarios de este recinto de junio a septiembre y que es poder asar en el propio entorno natural. Este era uno de los atractivos turísticos que atrajeron a miles de visitantes a este área recreativa durante décadas. La supresión de los asadores en la temporada estival está ligada directamente con la pérdida de visitantes y el deterioro del área natural. De hecho, hoy por hoy, parte de estos asadores están derribados o completamente inutilizados.

La prohibición para asar en la temporada estival se ha aplicado en el lago de Castiñeiras desde hace doce años cuando un gravísimo incendio forestal en la provincia de Guadalajara se saldó con once muertos y el Estado adoptó medidas muy estrictas para evitar que se repitiese la tragedia.

La normativa se ha venido cumpliendo sin excepciones en Castiñeiras año tras año, pero esta situación podría cambiar el próximo verano. En una reciente reunión, celebrada entre los comuneros de San Tomé de Piñeiro y San Xulián de Marín con responsables de las consellerías de Medio Ambiente y Medio Rural, se examinó la única excepción que permitiría que en el entorno del lago vuelvan a usarse los asadores. Eso sí, no podrán ser los que se encuentran dispersos por la zona recreativa en la actualidad. El nuevo sistema tendrá que ser muy garantista en contra de los riesgos de incendios y accidentes.

 

Inspiración en Campo Lameiro

El presidente de los comuneros de San Xulián, Manuel Estévez, explicó que el modelo de la caseta de asadores tiene que confinarse a un lugar concreto en el entorno del lago. Se trataría de la construcción de una pequeña estructura de piedra, con una techumbre adecuada, y que, por su disposición, impida la dispersión de llama o de chispas hacia el exterior. Allí sí que se podrán colocar asadores, mientras que aquellos que actualmente están distribuidos por todo el recinto recreativo se desmontarán para evitar posibles problemas, aprovechándose los bloques de piedra y reconstruyéndose en el interior de la caseta.

Estévez explicó que se trataría de una iniciativa semejante a la estructura existente en el área recreativa del castro de Penalba, en Campo Lameiro. Según manifestó el portavoz comunero, no se trata de hacer una reproducción exacta del sistema aplicado en Penalba.

La intención es acometer un sistema propio, adaptado al medio y que cumpla a la vez las medidas de seguridad exigidas por la actual legislación y la reiterada solicitud de vecinos, turistas y Concello de permitir el regreso de la actividad de los asadores en el verano.

El dirigente comunero marinense añadió que cuando esté rematada la propuesta, se remitirá a la Xunta y que todo parece indicar que se dará luz verde. «Esperemos que esté todo listo para hacerlo este verano», precisó Estévez. El líder de San Xulián, por último, agradeció la colaboración de la alcaldesa, la popular María Ramallo, por mediar a la hora de conseguir la citada reunión e implicarse en la recuperación de Castiñeiras.

La propuesta prevé una estructura

de piedra donde

se concentrarán

los asadores

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Castiñeiras volverá a asar en verano