Denuncian la proliferación de robos de árboles en montes de Marín y Lourizán

El problema se detectó por primera vez hace dos años y tras un tiempo de inactividad parecía que se había vuelto ocasional

la voz

Los propietarios forestales, tanto comunidades de montes como dueños de tomadas particulares llevan todo el verano descubriendo aquí y allá el robo de eucaliptos y pinos, en las parroquias de San Xulián de Marín y San Tomé de Piñeiro, así como en la pontevedresa Lourizán. El problema se detectó por primera vez hace dos años y tras un tiempo de inactividad parecía que se había vuelto ocasional, pero en los últimos meses se han vuelto a detectar casos. El último robo se produjo en las inmediaciones del cementerio de Santa María do Campo, en Marín. Al parecer, en este caso se trató de un eucalipto.

Por su parte desde las comunidades de montes se intensifica la vigilancia de sus terrenos comunales, aunque admiten que es una tarea difícil. El modus operandi de los ladrones de madera es el siguiente: Amparados por la oscuridad de la noche, los delincuentes buscan una zona de árboles grandes cerca de una pista forestal o de una carretera y talan los ejemplares que pueden lo más rápido posible. Se llevan la madera y dejan la finca llena de ramas, que delatan su presencia por la mañana.

Los robos de árboles en O Morrazo son un tema que preocupa a los propietarios forestales, que interponen siempre que los detectan sus respectivas denuncias ante la Guardia Civil. En este sentido, desde el colectivo de afectados se recuerda que la nueva legislación impone unas sanciones cuantiosas para las personas que se apoderen o vendan madera robada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Denuncian la proliferación de robos de árboles en montes de Marín y Lourizán