Segundo detenido en Marín por un homicidio «por encargo» en Sevilla

La Guardia Civil cerró la investigación con un total de cinco arrestos


Pontevedra / La Voz

Los disparos resonaron en la calle Corredera de la localidad sevillana de El Coronil. Pasaban unos minutos del mediodía del pasado 27 de abril. Hacía calor. Un hombre, de unos 35 años y rasgos magrebí, abandonaba a trompicones la vivienda en la que llevaba residiendo apenas unos días. Solo pudo dar unos pasos antes de caer desplomado, muerto por el impacto de una bala en el pecho.

Con el arresto de un segundo vecino de Marín, de nacionalidad española y que responde a las iniciales J. B. V., la Guardia Civil ha esclarecido este crimen «por encargo». Se han practicado otros cuatro arrestos, todos ellos ciudadanos marroquíes, y se han realizado registros en las provincias de Sevilla y Pontevedra.

Desde la Guardia Civil remarcaron que «los autores del homicidio formaban parte de una organización criminal muy violenta dedicada al tráfico de drogas y robos con violencia», que «operaba en todo el territorio nacional». Añadieron que la operación Balluta se inició nada más tener conocimiento del crimen: «Gracias a la colaboración ciudadana y a la rápida actuación de los agentes, se interceptó en Alcalá de Guadaíra un autobús, con ruta El Coronil-Sevilla, en el que viajaban dos personas de origen marroquí, una de ellas con una herida grave de bala en el cuello».

A partir de entonces se llevaron a cabo nuevas pesquisas para tratar de identificar al resto de implicados en la muerte de M. L. y establecer las circunstancias en las que se había producido el cruce de disparos. De este modo, se concretó que estos dos primeros arrestados «se habían desplazado días antes desde Marruecos a España portando una importante cantidad de droga».

La hipótesis de que el trasfondo de lo ocurrido fuese una transacción de estupefacientes entre dos organizaciones criminales fue cobrando fuerza. Pesquisas posteriores sacaron a la luz que integrantes de una «violenta organización criminal asentada en Galicia se habían desplazado, por encargo, hasta la localidad de El Coronil con la intención de llevar a cabo una ??sirla?? de droga». Esto es, habían sido contratados para robar los estupefacientes a cualquier precio.

Y en el medio de toda esta operativa, una persona que se ocupó de encargar la partida de droga y orquestar el encuentro entre ambas redes. El considerado autor intelectual fue interceptado a mediados de junio en la provincia de Sevilla. Fue una labor compleja la de los investigadores, ya que había permanecido oculto, desde el mismo momento del homicidio, saltando de provincia en provincia.

Días antes, el 10 de junio, un impresionante despliegue policial, en el que no faltaron guardias civiles de la Unidad Especial de Intervención, del servicio cinológico y de distintas unidades de la Comandancia de Pontevedra y Sevilla, permitió la detención de «uno de los autores materiales del homicidio» en la marinense calle Busto de Arriba.

Las pesquisas no se cerraron entonces, sino que continuaron. Así, componentes de policía judicial de Sevilla y Pontevedra lograron identificar a un español, también asentado en Marín, «como último de los integrantes de la organización que participó en el homicidio». Fue arrestado el 4 de agosto.

Todos los detenidos en la operación Balluta -J. B. V., A. S., H. F., N. B. y R. B.-, tras pasar por el Juzgado de Instrucción de Utrera, han ingresado en prisión provisional como supuestas autores de un delito de homicidio. Esta investigación ha permitido desarticular «una organización criminal muy violenta que operaba a nivel nacional e internacional».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Segundo detenido en Marín por un homicidio «por encargo» en Sevilla