Pleno bronco entre PP y PSOE por la composición de comisiones informativas

Los socialistas reprochan la falta de talante negociador de Ramallo y afirman que ven poca posibilidad de consensos


marín / la voz

El actual mandato empieza con bronca en Marín. El pleno que se celebró ayer, a primera hora de la tarde, evidenció el primer choque frontal entre el PP, que gobierna con mayoría absoluta, y el PSOE, que criticó la composición de las comisiones informativas en este mandato. El rifi rafe verbal llegó a un punto en el que la portavoz socialista, Luz Santiago, advirtió de que la falta de talante negociador de los populares hacía ver pocas posibilidades de alcanzar consensos.

El motivo de la discordia se fundamentó en cuántos ediles de cada grupo tienen que repartirse en las siete comisiones informativas. La propuesta aprobada por el PP es de reducir de ocho a siete sus integrantes, con el reparto de cuatro para los populares y uno respectivamente para el PSOE, Marea Marín y BNG. La líder socialista Luz Santiago, secundada en otro de los debates del pleno por el edil Juan Muradas, recriminaron al PP que no se atendiese al reparto equitativo y proporcional al número de concejales que le debería corresponder a cada color político. Los socialistas reclamaban un segundo concejal, aludiendo al hecho de que tienen cuatro escaños en la corporación. Es el criterio, según indicó Muradas, que se siguió en los últimos años. Además, recalcó la generosidad del anterior bipartito de PSOE-BNG en Marín, que permitió que el PP no sufriese menoscabo en las comisiones y consensuó dejarle tres concejales en las comisiones cuando hace dos mandatos la corporación se encontró con un reparto de votos similar al actual.

Los argumentos del PSOE no convencieron al PP, que insistió en la legalidad de su propuesta, recalcando que hasta el 2007, las comisiones estaban compuestas por siete y no ocho ediles. El debate sobre este asunto se enrareció también entre las acusaciones del BNG de que el PP, que trasladó los plenos mensuales de los viernes al miércoles, tomaba medidas a favor de los intereses de sus ediles y no de los vecinos. A entender de los nacionalistas, el cambio de día del pleno dificulta la asistencia de vecinos a la sesión. La alcaldesa, María Ramallo (PP), argumentó que el cambio del día no afectaba a la asistencia del público, como se podía comprobar en los municipios próximos como Pontevedra, Poio o Bueu.

Por su parte, el concejal de Marea, Aarón Franco, criticó la cuantía de las dedicaciones exclusivas, recalcando que aunque entiende que Marín tiene que tenerlas para una buena gestión del Concello, aún así deberían ser más bajas, tomando como ejemplo a Santiago y A Coruña.

La alcaldesa recalcó que las dedicaciones exclusivas de Marín tienen la misma cuantía que hace ocho años y se corresponden a un euro más que los funcionarios que más cobran.

Pilar Blanco repite como portavoz municipal del Bloque Nacionalista Galego

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Pleno bronco entre PP y PSOE por la composición de comisiones informativas