Muertes subterráneas, históricas y con arte más vivas que nunca

La Diputación estrena el sábado una ruta de seis cementerios singulares, repletos de tesoros artísticos, de pasado y de presente


pontevedra / la voz

El Viejo Continente ha acabado rindiéndose a la muerte. A lo único bueno que puede salir de ellas. El Consejo Europeo otorgó recientemente el título de itinerario cultural a una ruta que recorría los cementerios singulares de Europa, y en España este tipo de turismo se ha disparado desde el 2015. Lejos de ahondar en dramas personales, se trata de reconocer y poner en valor obras de arte escultóricas, arquitectónicas y paisajísticas que se erigen, además, guardianes o acompañantes de la historia y de algunos de sus personajes más insignes.

Casi rozando el Día de Difuntos, la Diputación de Pontevedra se ha propuesto sacar pecho y exhibir algunas de sus joyas más ocultas aún estando descubiertas y al alcance de todos. Son Santa Mariña de Dozo, en Cambados; el cementerio de Os Ingleses en Vilagarcía; el de San Mauro, en Pontevedra; Pereiró, en Vigo, Os Eidos, en Redondela; y Os Furcos, en Cuntis. Todos ellos guardan miles de secretos y algún tesoro.

El primero de la ruta, el cambadés, es uno de los más evidentes. Declarado monumento histórico-artístico en 1993 e incluido en la Asociación de Cementerios Singulares de Europa, posee ruinas de un antiguo templo del siglo XV de estilo gótico marinero. No tiene techo, pero no importa, porque sí conserva unos arcos característicos y esculturas con representación de escenas bíblicas. Santa Mariña estrenará el ciclo el sábado con una visita guiada y un espectáculo de Cómplices en el auditorio de Cambados, en el que Cardalda pone música a 11 poemas de Valle-Inclán. Allí, precisamente, está enterrada su madre y uno de sus hijos.

El vigués Pereiró es, por ejemplo, además del más extenso de la ciudad, el guardián de un coche fúnebre de los años 30, de una escultura modernista de Concepción Arenal obra de Manuel Gómez Román, del mausoleo dedicado a los soldados fallecidos tras la guerra de Cuba y Filipinas, o de las tumbas del héroe de la Reconquista Cachamuíña, el marqués Fernando Quiñones de León y el ministro José Elduayen Gorriti, entre otros.

El pontevedrés de San Mauro -que comparte arquitecto, Alejando Rodríguez Sesmero, con el Pazo Provincial-, tiene la iglesia románica de Memede de Moldes, los mausoleos de Ramiro Trapote y Andrés de Muruais, los bustos en bronce de Eduardo Vicenti y Dolores Montero, el panteón de la familia Sánchez Cantón con una imagen de San Francisco de la desaparecida capilla barroca de Os Santos de Mollavao, y un recinto civil con fusilados del 36, entre otros, Alexandre Bóveda.

Os Ingleses es el único inglés de la provincia casi de Galicia junto con el de Camariñas e incluye el naval británico, de interés histórico, porque refleja la huella de la Armada británica de inicio del siglo XX.

Os Eidos está repleto panteones de gran valor artístico de la inmigración indiana. Y Os Furcos es el único subterráneo de Galicia: está a 5 metros de profundidad y es de los años 40.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Muertes subterráneas, históricas y con arte más vivas que nunca