Vicente Xosé de Castro, el cuntiense que participó en las Cortes de Cádiz

Antonio Torrón Casal descubrió el ilustre pasado de familia a través de una charla de verano en Cuntis


Cuntis / la Voz

¿Nunca ha pensado que quizás descienda de algún erudito, artista o personaje histórico? Pues quizás acierte. Antonio Torrón Casal desconocía a sus ancestros y durante buena parte de su vida ignoró que entre aquellos antepasados, había uno que sobresalía por encima del resto. Vicente Xosé de Castro fue un apreciado cuntiense que llegó a situarse como diputado en las Cortes de Cádiz a principios del siglo XIX. Antonio Torrón, aunque suelen llamarle Toño, supo de tal hecho a raíz de una conversación con Héitor Picallo, estudioso e historiador de la villa termal, el pasado verano.

«Fue un acontecimiento muy agradable. Nuestra familia tenía datos de nuestros antepasados pero en ningún caso habíamos llegado tan atrás», confiesa Antonio. «Es algo bonito poder completar el árbol genealógico de tu familia».

En su día, la noticia fue tomada con sorpresa. ¿Quien podría sospechar que uno desciende de un diputado de las Cortes de Cádiz? Y no solo eso, sino que además era cuntiense. Algo de lo que la familia actual presume, al continuar yendo a la villa termal siempre que puede, ya sea en fines de semana o vacaciones, pues se encuentran instalados en Pontevedra.

Vicente Xosé de Castro Lavandeira fue escogido para representar el reino de Galicia en las Cortes de Cádiz hace más de 200 años. Era una persona ilustrada, siendo su deber el representar a nuestro territorio en esa primera constitución del Estado Español, que aglutinaría bajo un mismo techo a todo el prisma de culturas y raíces que convivía en la península Ibérica.

Se casó con la hidalga más destacada de las tierras de Cuntis, María Tareixa Bernaldina Antonia Taboada Mosqueira e Caamño Núñez de la Fuente e Rivas de Montaos, dueña de la casa grande de la villa -hoy casa de cultura Roberto Blanco Torres-.

Elegido diputado, Vicente Xosé de Castro pone en orden su vida, para dirigirse hacia su nuevo destino. Parte de Cuntis el 22 de agosto de 1810 en un carro de caballos, se despide del Ulla, y, en barco, llega hasta la ensenada gaditana.

De Castro participa en los debates y, una vez terminadas las Cortes, aprobada la primera Constitución española, instalado ya de nuevo en la villa termal, el diputado solicita que se le abonen las dietas que se le debían.

«Es bonito saber estas cosas», narra Antonio Torrón. «Uno no suele conocer nada más allá de su bisabuelo, quizás tatarabuelo, pero es una suerte poder tener tantos datos de un antepasado y comprobar que participara en uno de los hechos más importantes de la historia del país».

Antonio trabaja actualmente en la Diputación, y dice sentir una llamada de interés por la historia, por lo que el conocer parte de su propio pasado, es algo que le marca y afronta con gran positividad.

«Nuestra familia está bastante unida, la verdad», continúa. «Todos los veranos tenemos por norma reunirnos en Cuntis. Es un lugar que nos gusta, así como su gente. Incluso aquellos que están dispersos por el mundo sacan tiempo de donde sea para acercarse y coincidir todos juntos».

En el árbol genealógico que Héitor Picallo regaló a su familia se ven los nombres de Doña Castro Suárez y Don Luciano Casal Soto, sus bisabuelos. Es el apellido Casal, por parte de su madre, el que lo llevaría hasta sus ilustres ancestros. Sus bisabuelos son los últimos aparecer en el árbol, a partir de ahí, serían ya los miembros actuales.

«Es curioso que a veces sea alguien externo a la familia quien te ayuda a encontrar tu pasado,. Bienvenido sea».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Vicente Xosé de Castro, el cuntiense que participó en las Cortes de Cádiz