Una cerradura en la capilla en San Xusto desata la batalla vecinal

Comuneros y vecinos de la parroquia se enfrentan al ver el cambio. La comunidad de montes denunciará a la Guardia Civil  los restos de fiestas que había en su interior


pontevedra / la voz

La paz se ha terminado en la capilla de San Xusto, en Cotobade. Y ha sido una cerradura la que ha desatado la batalla entre vecinos y comuneros. Los primeros denuncian que la comunidad de montes la ha cambio sin el permiso de los vecinos, además de picar la pared del templo para poder introducir la llave sin dificultad. A través de un comunicado califican la acción de «atentado contra o patrimonio da capela de San Xusto». Fueron unos vecinos, que habitualmente pasean por la zona de la carballeira, los que se encontraron con esta nueva cerradura y mostraron su malestar por lo ocurrido. Pero detrás de este cambio se esconde mucho más, una batalla que se recrudece después de meses de desavenencias.

Los comuneros reconocen que aprobaron en asamblea instalar una nueva cerradura «porque había moitas chaves por ahí e hai duas semanas había moita basura dentro da sacristía, supostamente de festas clandestinas, tiñamos que por unha solución». Así que la comunidad de montes organizó una asamblea y decidió cambiar la polémica cerradura y que solo ellos y algún representante de la comisión de fiestas tenga una copia. «Fíxose para evitar un problema moito maior», alertan los comuneros.

Y es que tienen guardadas imágenes en las que aparecen los restos de fiestas celebradas en la sacristía durante el último año. Restos de bebidas, objetos de Carnaval, basura, latas y desperdicios propios de fiestas se acumularon en la sacristía sin que nadie los recogiese. «Desde a comunidade de montes quixemos poñer coto a todo isto», explican. Aseguran que el siguiente paso que darán es poner una denuncia ante la Guardia Civil por lo ocurrido dentro de la capilla. «San Xusto está registrada al nombre del pueblo y la comunidad de montes cambió la cerradura y tocó la piedra sin hablar con nadie. Los vecinos están que trinan», dicen desde la comisión de fiestas. Sin embargo, os comuneros aseguran que tienen potestad para hacer ese cambio ya que la capilla, como la carballeira de San Xusto, es propiedad de la comunidad de montes y de ellos depende mantenerla en buen estado. Y en medio de este batalla descomunal, los vecinos afirman, a través de un comunicado, que también han desaparecido artículos religiosos que estaban en la capilla «e que non se coñece o seu paradoiro». Y añaden: «Co descontento dos veciños da parroquia, dos encargdaos da capela, da comisión de festas, da asociación de veciños Cividade e da Asociación Cultural da Carballeira de San Xusto e Pastor, denunciamos a actuación caciquil do presidente da comunidades de montes e o vocal, que actuaron sen o consentimento dos veciños».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una cerradura en la capilla en San Xusto desata la batalla vecinal