Matanza equina en los montes de Cuntis, A Estrada y Cotobade

Rocío García Martínez
rocío garcía A ESTRADA / LA VOZ

CERDEDO-COTOBADE

Victor Espiño

Noviembre del 2010 fue un mes negro para los caballos que viven en libertad en varias zonas de la provincia pontevedresa: una treintena cayeron víctimas de tiros y cuchilladas que quedaron impunes

01 feb 2021 . Actualizado a las 20:47 h.

2 de noviembre del 2010. Junto a una ruta de senderismo en la aldea de Vilar de Mato, en Cequeril (Cuntis), aparece el cadáver de una yegua con un tiro de escopeta bajo sus zancas, a la altura de los órganos vitales. Días antes se había localizado otra potra muerta en la misma zona, con varias heridas provocadas por una escopeta de posta en la cabeza y en el cuello. Los dos animales son de la Asociación Rapa das Bestas de Sabucedo, que organiza en A Estrada la celebración homónima, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional. Los caballos gustan en el curro, pero no tanto cuando se buscan el sustento en propiedades ajenas.

Días después, tristemente, la masacre continúa con un espectáculo dantesco en el Monte Coirego, en la zona de Cotobade. 25 caballos aparecen muertos en los bosques del entorno. A muchos les dispararon de lejos, con un rifle del calibre 22. En esta ocasión son reses mostrencas, sin dueño reconocido que pueda hacerse cargo de las pérdidas que pudieron haber alimentado semejante barbarie.

A mediados de mes, la crónica negra se completa con dos potros más de Sabucedo acuchillados en Codeseda (A Estrada).