Rechazo frontal de la Diputación a la fusión de Cotobade y Cerdedo

Los técnicos advierten de que «as fusións espontáneas poden non ser as óptimas»


Pontevedra / la voz

«Creo que hai outros modelos moito máis acaídos para conseguir esa garantía de prestación de servizos e dereitos. A suma de sinerxías entre concellos pode garantilo moito mellor que as fusións». Con estas palabras, Carmela Silva formalizó ayer el rechazo frontal de la Diputación de Pontevedra a la fusión de Cotobade y de Cerdedo. Y lo hizo avalada por un informe de los técnicos del organismo provincial, al que sumó un segundo documento, este de carácter político, realizado por el propio gobierno, «no que expresamos a nosa disconformidade con este tipo de fusións ad hoc, sen o soporte de un proxecto global para toda Galicia cando os concellos teñen un serio problema de financiamento», remarcó la presidenta de la Diputación.

En el ámbito técnico, si bien se reconoce que el expediente de la integración de ambos ayuntamientos «cumpre cos requisitos legais», no obstante «non consta que o Concello de Cerdedo nin o Concello de Cotobade realizasen estudos comparativos entre as distintas alternativas de fusión cos termos municipais colindantes». De igual modo, se alude a las dudas que ha suscitado este proceso entre los grupos de la oposición.

El informe no oculta que, según el expediente administrativo, van a mejorar los ingresos ordinarios, así como la eficiencia, mientras que los gastos se reducen -principalmente, en materia de personal-. En este punto, Carmela Silva remarcó que «a lei obriga a que durante cinco anos teñan unha garantía de percepción de maiores recursos», al tiempo que advirtió de que, con las actuales normas del Plan Concellos 2016, ambos concellos percibirían 262.146 euros menos.

A la vista de todos estos datos, los técnicos provinciales concluyen remarcando que estos procesos de integración «deberían facerse de acordo con unha planificación ou planeamento xeral co galo de conseguir a máxima eficiencia no funcionamento da comunidade local provincial, xa que as fusións espontáneas poden non ser as óptimas».

La presidenta de la Diputación se mostró convencida de que «as fusión sempre son traumáticas», toda vez que suponen «a perda da identidade dos concellos e das persoas que viven neles, da nosa historia, da nosa tradición...». En todo caso, asumió que estos informes no implicarán «absolutamente nada» en el proceso de unión de Cotobade y Cerdedo. Entre otras cosas, porque el informe requerido «é preceptivo pero non é vinculante. A Xunta procederá a tirar cada adiante (...), pero que quede constancia das nosas dúbidas polo que poida acontecer nun futuro».

Conceden ayudas, por primera vez, a las agrupaciones de mariscadorasCuatro horas, veintitrés puntos en el orden del día y una despedida

Por primera vez, las agrupaciones de mariscadoras de Pontevedra percibirán ayudas económicas por parte de la Diputación Provincial. Así lo anunció ayer la presidenta Carmela Silva, quien precisó que la junta de gobierno aprobó subvenciones por un importe global de 190.126 euros. De las mismas se beneficiarán dieciocho cofradías de quince ayuntamientos, de tal modo que «as melloras na produtividade e as novas tecnoloxías foron as liñas de axuda máis demandadas». De igual modo, y tras anunciarse la inminente aprobación de ayudas a cooperativas agrarias, se aprobó una partida de 156.534 euros en el marco del Plan Concellos para Marín, dinero que se destinará a la reconstrucción del Puente Zapal y la urbanización de la calle que lleva su nombre.

Veintitrés puntos en el orden del día. A priori, la sesión se antojaba larga. Y así fue: cuatro largas horas de debate que dieron para enfrentamientos dialécticos e ideológicos, pequeñas bromas, la revocación de Franco y otros cargos franquistas, y la despedida del que fuera vicepresidente de la Diputación de Pontevedra con Rafael Louzán. Tras veintidós años, el de ayer fue el último pleno provincial al que José Crespo, exalcalde de Lalín, asistió como diputado.

La jornada arrancó con la emotiva intervención de Ana Isabel Pérez Tomé, presidenta de Anedia (Asociación de nenos e nenas con diabete de Galicia), quien no solo expuso el día a día de los pequeños aquejados de esta dolencia crónica, sino que rogó que no se vuelvan a repetir sucesos como el ocurrido recientemente en los cines de Pontevedra, donde no se permitió el acceso de unos niños con las mochilas con su comida. Posteriormente, por unanimidad, el pleno de la Diputación hizo suyas estas demandas.

Pronto se acabó la tranquilidad. Ana María Castromán, presidenta de Asdivalu, declinó intervenir al comprobar que los usuarios del Centro de Día para Persoas con Discapacidade de Valga (Codi) no tenían espacio donde sentarse. Ángel Moldes, portavoz de los populares, criticó que las sillas estuvieran ocupadas por concejales y cargos del PSOE. Fue el primer encontronazo, situación que se volvería a raíz de la propuesta de contratar dos nuevos asesores para la Diputación -fue aprobada- o a la relativa al decálogo de actuación en vías provinciales -fue rechazada-.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Rechazo frontal de la Diputación a la fusión de Cotobade y Cerdedo