Campo Lameiro celebra con prudencia el levantamiento del cierre perimetral

Llamamiento a la tranquilidad en A Lama tras una veintena de casos en dos zonas


Campo Lameiro / La voz

Con apenas dos casos activos en un población de algo más de 1.800 habitantes, Campo Lameiro se congratuló del levantamiento del cierre perimetral, aunque, en palabras de su alcalde, el popular Carlos Costa, lo hizo apelando a la prudencia. Así, instó a «evitar calquera tipo de desprazamento e seguir ao pé da letra as recomendacións sanitarias feitas polo comité de expertos para estes temas», señaló el regidor municipal, al tiempo que puso el acento en el «índice baixísimo de contaxios» que se registra.

Pendientes del contenido del DOG para conocer las medidas y restricciones concretas que pueden afectar a su concello, Costa remarcó que, «desde o primeiro momento, mantivemos activas medidas de prevención, desinfección en todos e cada un dos lugares do municipio, centro da vila... para o que contamos, incluso, coa colaboración veciñal a través de doazón de hipoclorito, gasóleo para o tractor e mesmo a compra dunha sulfatadora xigante adaptada aos medios motorizados do Concello».

No obvió el hecho de que la movilidad natural de sus vecinos es con los concellos limítrofes, algunos de los cuales tienen restringido el acceso. «Uns manteñen as restricións, como Pontevedra onde moitos dos nosos veciños traballan ou incluso manteñen residencia, e outros como Moraña ou mesmo Cuntis están abertos polo que seguir con atención os dictames das autoridades sanitarias é unha preocupación constante», apuntó.

A escasos treinta o cuarenta metros de distancia de la casa consistorial, en la emblemática Casa Tito, se lamentaban de que «o dano xa está feito. Criminalizaron á hostalaría cando se demostrou que os contaxios eran en reunións particulares». Es por ello que su responsable se mostró convencido de que, en el caso concreto de Campo Lameiro, la época navideña puede suponer todo un riesgo para muchos de sus vecinos: «As veces penso si non sería mellor que pecharan ata o 15 de xaneiro», señaló como medida para evitar posibles contagios durante las cenas o comidas familiares propias de la Navidad.

Y hablando de esta época festiva, desde el Parque Arqueolóxico da Arte Rupestre (PAAR) de Campo Lameiro, uno de los principales atractivos turísticos de este municipio pontevedrés, confirmaron que tienen intención de elaborar ninguna programación especial. «Estamos trabajando en más actividades, pero tenemos que esperar hasta que se aclare todo. Eso sí, curiosamente, estamos trabajando muy bien con los colegios, hacemos videoconferencias y sí que funciona», destacó Juan Ángel Anca.

Con respecto al levantamiento del cierre perimetral, el director técnico del PAAR señaló que «actualmente estamos funcionando con grupos de cinco personas, por lo que aún estamos pendientes de instrucciones por si la limitación se eleva a diez». Aunque con el cierre se notó un descenso de visitas, lo cierto es que al ser un museo al aire libre hubo personas que de forma individual se desplazaron para conocerlo. Así, «la semana pasada hubo un día que tuvimos treinta visitantes y otro, veintitantos. Está bastante bien».

Llamamiento a la tranquilidad en A Lama tras una veintena de casos en dos zonas

El comité clínico que asesora a la Consellería de Sanidade acordó en su reunión del martes incluir al municipio de A Lama en la situación de «observación especial» junto a los concellos de Petín, Dumbría, A Rúa y Ribeira. En A Lama la incidencia acumulada durante los últimos 14 días se sitúa por encima de la barrera de 250 casos por cien mil habitantes. El ayuntamiento no estaba incluido en el cierre perimetral conjunto de Pontevedra.

Pese a haber entrado en esa situación que conlleva una vigilancia especial, desde el Concello quisieron lanzar un mensaje de tranquilidad y hacer un llamamiento a la calma. El teniente de alcalde, David Carrera, afirmó que pese a todo la situación ha mejorado en las últimas jornadas. «Tenemos 21 casos y hace diez días hubo un incremento importante. Los positivos, excepto en el caso de una familia, son casos sueltos y se concentran en dos zonas del municipio, Covelo y Gabián», explicó.

Al gobierno local no le sorprendió la inclusión de A Lama en la situación de observación especial, pero sí a la población. «La gente se asusta porque aquí la primera ola de la pandemia fue muy buena, no hubo problemas, y ahora al haber varios casos en poco tiempo es normal. También algunos casos positivos nos computan en A Lama porque son personas empadronadas aquí, pero que viven en Pontevedra. El mensaje tiene que ser de tranquilidad y de calma», subrayó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Campo Lameiro celebra con prudencia el levantamiento del cierre perimetral