El primer humedal artificial de depuración de aguas se ubica en Campo Lameiro

La instalación, de unos 400 metros cuadrados, da servicio ya a 150 vecinos del núcleo de Praderrei


Pontevedra / la voz

Frente a los sistemas tradicionales de depuración de aguas residuales domésticas, Campo Lameiro ha hecho historia en la provincia al poner en marcha el primer humedal artificial que actúa a modo de estación depuradora o EDAR.

Con una superficie de cuatrocientos metros cuadrados, esta instalación está dando servicio ya a los 150 vecinos del núcleo de Praderrei. Desde el Concello destacaron que esta apuesta «reproduce las características físicas, químicas y biológicas de un humedal natural para eliminar la contaminación procedente de las aguas residuales urbanas».

De este modo, ya no solo se logra un menor impacto visual frente a las depuradoras tradicionales, sino que se consigue «una mayor integración paisajística en el medio». A esto se suma que el mantenimiento es relativamente sencillo y económico, mientras que la eficiencia es «elevada».

Pero, ¿cómo funciona? Desarrollado por la firma Ecolagunas, este sistema requiere de una fase previa de eliminación de gruesos y sólidos en suspensión. En cuanto al humedal en sí, dispone de un lecho de grava impermeabilizado y aireado a través del cual fluyen las aguas residuales y sobre el que se asientan plantas macrófitas -carrizo o caña fina- que eliminan los malos olores, mientras que unos microorganismos se ocupan de la depuración de contaminantes.

Votación
0 votos
Comentarios

El primer humedal artificial de depuración de aguas se ubica en Campo Lameiro