PortAmérica ya llena los hoteles

Encontrar habitación para los días del festival es misión casi imposible desde hace semanas en Caldas de Reis. Los hosteleros se reúnen para planificar el verano


caldas / la voz

La noticia saltaba en enero de hace dos años. PortAmérica, el festival que mejor marida música, gastronomía y naturaleza, anunciaba que dejaba Nigrán y se trasladaba a Caldas de Reis. Esmerarte Industrias Creativas, la productora que organiza el evento, lo justifica por una cuestión operativa: «dejar de estar en precario». Necesitaban más espacio en el polígono industrial de Porto do Molle y también, por qué no decirlo, más sombra. Tras dos ediciones a orillas del río Umia, PortAmérica parece consolidado en la villa termal.

El viaje de Nigrán a Caldas conllevó un efecto colateral, la práctica absorción de otro festival que había nacido en 1998, Cultura Quente. Tanto Esmerarte como el Concello de Caldas insisten en que las dos citas siguen conviviendo en armonía, pero lo cierto es que aunque PortAmérica se celebra dentro de Cultura Quente la primera marca es la que concentra la mayor atención y reclamo.

El aterrizaje de PortAmérica se vio ya desde aquel 2017 como una oportunidad para recuperar el espacio en el calendario de festivales gallegos y nacionales que Caldas había ido perdiendo. Comerciantes y hosteleros, además de los grupos políticos de la corporación municipal, aplaudieron aquella decisión.

Hoy nadie cuestiona los efectos del PortAmérica. La segunda edición en Caldas, la del 2018, dejó unos números que recoge el informe de evaluación presentado el pasado septiembre por Agadic y Esmerarte, dentro de la marca Fest Galicia y en base a 1.717 encuestas directas a asistentes. El impacto económico generado en el municipio superó los 1,3 millones de euros. En cuanto a la asistencia de público, se cuantificó en 23.000 personas con una ocupación de la carballeira del 91 %. El gasto medio por persona y día, sin incluir transporte, se estimó en unos 50 euros.

La edición del 2019, que se celebrará los días 4, 5 y 6 de julio con un ecléctico y amplio cartel, además de la zona de showrocking -tapas de autor con un toque musical-, ya se siente en Caldas desde hace semanas. El tirón del festival ha colgado prácticamente el cartel de no hay habitaciones en hoteles y casas rurales. Así lo confirma un sondeo realizado por La Voz entre los hosteleros. Muchas reservas proceden de la propia organización del PortAmérica para los artistas y otro personal. «En Caldas reservamos bastantes habitaciones, pero no solo en Caldas, también en los alrededores, Pontevedra y Vigo. Depende de las características que requieran los artistas», comenta Cristina García, de Esmerarte.

Desde el Hotel Sena indican que el 75 % del establecimiento, que tiene 55 habitaciones, se bloquea para la organización. Casi ya de un año para otro. «Nos queda alguna suelta, pero prácticamente nada, aunque la gente sigue llamando para preguntar», cuentan. Lo mismo sucede en el Hotel Cruceiro. «Tenemos completo, para 98 personas. El día antes de que se anuncien las fechas ya nos avisan para que cerremos en Booking», explica Tati Abalo.

En el Hotel Lotus también están completos. El lleno no se da solo en hoteles. También se produce en alojamientos rurales más alejados del centro urbano. Es el caso del hotel rural Torre do Río, en A Baxe (San Andrés de César) o la casa Casal dos Celenis, en A Revolta (Godos). «Tenemos completo desde hace meses, en nuestro caso por huéspedes que van a asistir al festival», señala Rodrigo Rey, propietario de Torre do Río. Desde el Casal dos Celenis subrayan que tienen sus nueve habitaciones ocupadas por la organización: «Y más si tuviéramos, aunque llama mucha gente preguntando si tenemos disponibilidad».

Nuevos establecimientos

La oferta hotelera de la villa termal se ha incrementado desde el PortAmérica del 2018 con dos nuevos hoteles en el centro urbano. Si quieren dormir en ellos tampoco podrán ya. Están completos. Pousada Real abrió sus puertas el pasado agosto en pleno Camino Portugués. Este hotel con encanto enfocado para alojar a peregrinos que prefieran más comodidades que un albergue o una pensión cuenta con 11 habitaciones. José Aragunde, su propietario, confirma que tienen todo cubierto: «Ya se reservó todo al salir las fechas».

Unos meses después abría en la calle Fornos el Hotel Roquiño. En este establecimiento tampoco hay disponibilidad para esos primeros días de julio. Miguel Piñeiro lo relata así: «Tengo el hotel reservado entero desde un mes antes de abrir». Este hostelero asegura que no queda sitio para dormir en Caldas, «a excepción de sitios ilegales». Miguel Piñeiro es además el presidente de la nueva Asociación de Empresarios de Hostelería de Caldas, que acaba de poner en marcha una nueva generación de hosteleros. «Estamos arrancando y tuvimos problemas burocráticos, pero ya tenemos todo en marcha», indicó. Quieren reunirse estas semanas para planificar el verano, que empezará fuerte con el PortAmérica. Aprovechar el auge del Camino para que los peregrinos pasen más de una noche en Caldas es uno de sus objetivos.

La productora Esmerarte fija en más del 60 % el aforo que ya está vendido

Un cartel ecléctico que reúne a artistas tan distintos como Madness, Andrés Calamaro, Depedro, Rozalén, la triunfadora de OT Amaia, Mon Laferte, Vega, Zahara, Morgan, Elefantes o Combo Viramundo, un grupo de versiones formado entre otros por Xoel López. Así será PortAmérica 2019, un festival que en lo musical reunirá a 30 grupos y solistas durante tres jornadas de julio. Para los que no consigan habitación hay cámping y albergues de peregrinos como otras opciones.

La organización puso a la venta los primeros abonos hace ya varios meses. Según datos facilitados por Esmerarte, ya está vendido más del 60 % del aforo disponible en la carballeira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

PortAmérica ya llena los hoteles