Indignación en Caldas al negar la valedora los problemas del río Umia

El Concello dispone de quince días para alegar contra la resolución de Milagros Otero


caldas / la voz

No por esperada, la indignación es menor. Los grupos políticos que integran el comité de crisis del Concello de Caldas de Reis consideran una «burla» la respuesta de la valedora do pobo a la queja sobre el río Umia presentada el pasado 14 de septiembre por el alcalde, Juan Manuel Rey (PSOE).

Entonces se exponía el deterioro del cauce del Umia entre el embalse y 12 kilómetros aguas abajo; los problemas de captación de agua para el suministro domiciliario a los vecinos; la permanente actividad de la depuradora, con un coste para el erario municipal entre 40.000 y 50.000 euros para garantizar su potabilidad; las reiteradas reclamaciones ante la Xunta para la limpieza del cauce; y el deseo de formalizar algún convenio para rematar con esta «grave situación».

Lo que solicitaba el Ayuntamiento era que se adoptaran las medidas necesarias para garantizar la óptima calidad de las aguas y resolver el problema de salubridad generado por la presencia de cianobacterias. También que se lleven a cabo tareas de mantenimiento y limpieza del cauce del Umia con la regularidad y el alcance exigidos por la legislación en materia de aguas. Y se trasladaba la pretensión de que se resarza al Concello de los gastos de depuración extra que debe afrontar en verano como consecuencia de esos problemas.

Pues bien, la valedora, tras solicitar un informe a Augas de Galicia, niega la mayor. Afirma que en el embalse y en las captaciones situadas en el río «non se ten detectado presenza de microcistina (toxina xerada por algunhas cianobacterias e prexudiciais para os humanos)». Añade que Augas de Galicia, ya sea de manera propia o en colaboración con otras entidades, «ten adoptado múltiples medidas co fin de mellorar paulatinamente a calidade das augas na bacía do Umia, incrementar a garantía do abastecemento, diminuír a frecuencia dos episodios de aparición deste tipo de algas a través de tratamentos experimentais e reducir os vertidos directos na conca e de xurros nas redes municipais de saneamento». La valedora subraya que Augas lleva a cabo tareas de mantenimiento y limpieza de la cuenca «de xeito regular», y que este organismo no puede resarcir los gastos extra que origina la depuración del agua, ya que los concellos son las administraciones competentes en materia de abastecimiento. El Concello dispone de quince días para presentar alegaciones ante la Consellería de Infraestruturas. El comité de crisis prevé reunirse el lunes. El alcalde habla de burla y el BNG dice que la valedora deja desamparados a los vecinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Indignación en Caldas al negar la valedora los problemas del río Umia