La esposa del acusado de violar a una septuagenaria afirma que estaban durmiendo juntos

Alfredo López Penide
L. Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

BUEU

CAPOTILLO

La segunda de las sesiones del juicio dejó este miércoles dos versiones totalmente contrapuestas

11 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La segunda de las sesiones del juicio que se celebra en la Audiencia de Pontevedra para dirimir la violación y robo sufridos por una septuagenaria de Bueu dejó este miércoles dos versiones totalmente contrapuestas.

Por un lado, la mujer del encausado, quien sostuvo que en el momento de producirse el ataque y agresión sexual su marido y ella estaban durmiendo en el domicilio familiar. «Estuvo conmigo», remarcó, al tiempo que expresó que el carácter de su esposo dista mucho de quien puede llegar a consumar una violación: «Es extrovertido, no le gusta discutir y no es violento, todo lo contrario», apuntó, al tiempo que lamentó «cómo se pudo llegar a esto».

Por otro, los agentes de la Guardia Civil que llevaron a cabo esta investigación, bautizada en su día como Geronta, y que mantuvieron que el análisis de los perfiles genéticos fue lo que les condujo hasta el encausado, quien está previsto que preste hoy declaración. Explicaron que se investigaron tres ataques sexuales a dos vecinas de Bueu y a una de Cangas, dos de las cuales, al parecer, habían sido novias del hermano del principal sospechoso, quien, por otro lado y según un compañero de trabajo de este, también conocía a la tercera, cuya agresión es la que se juzga en la Audiencia estos días.

Durante las pesquisas, los agentes del Grupo de Delitos contra las Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Pontevedra fueron descartando otros sospechosos, como varios familiares directos del hoy encausado. Asimismo, triangularon sus terminales móviles, «uno de los cuales le geolocaliza en el lugar y a la hora en la que se produjo el ataque», recogen desde Europa Press.