Un hostelero a la policía de balcón: «Si creéis que aquí hay una fiesta, os invito a venir a la fiesta de limpiar las parrillas»

La Posada de Lapamán, en Marín, denuncia en redes sociales la «mala intención» de quien alertó a los agentes cuando estaba cerrado y preparando comida para llevar


Pontevedra / La Voz

Juanjo Gondar pasó el domingo un mal trago después de toda la mañana cocinando en su negocio. La Posada de Lapamán, en Marín, preparó decenas de comidas para llevar y cuando por fin Juanjo y una parte muy pequeña de su equipo se sentaron a comer, recibió la visita de una patrulla de la Policía Local y otra de la Nacional. Los agentes llegaron alertados por la denuncia de algún particular denunciando que en su local había una fiesta. Cuando llegaron a la Posada comprobaron que el lugar estaba vacío, pero la indignación y decepción de Gondar era incurable. «Nuestro sector ha sido de los más dañados por esta crisis sanitaria y económicas que vivimos, nadie sabe lo duro que es tener que reinventarse cada día para poder pagar alquileres, impuestos o proveedores», explica Gondar, que advierte a quienes hayan hecho una denuncia falsa que «vengan aquí, los invito a mi fiesta, la fiesta es la de limpiar las parrillas y los fogones, envasar al vacío todas las carnes. Esa es la única fiesta que hay aquí, mi padre, la cocinera y yo comiendo». 

Desde que empezó la pandemia, Juanjo Gondar ha vivido en una montaña rusa de aperturas y restricciones. Ha caminado al Congreso de los Diputados a Madrid durante dos semanas para exigir un rescate para el sector. Ahora espera que pronto puedan volver a abrir las puertas y recuperar la normalidad poco a poco. Eso sí, lanza un mensaje a la administración: «Si nos dejan abrir que no sea como en enero, me gasté cuatro mil euros en mercancía, saqué a la gente del ERTE y nos obligaron a cerrar». Desde que la hostelería está cerrada, trabaja bien el fin de semana con la comida para llevar, pero lamenta que haya «quien confunde el servicio a domicilio con una fiesta. No sé cuál es el objetivo de esta gente que se esconde detrás de un teléfono o una red social». 

El responsable de la Posada de Lapamán lamenta que «le estén haciendo perder el tiempo a los agentes cuando hay tanto que hacer» y no descarta tomar acciones legales para que estas situaciones no queden impunes. A través de un vídeo en Facebook, Juanjo Gondar mostró su indignación con lo ocurrido y las reacciones de apoyo son constantes desde que subió su denuncia pública.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Un hostelero a la policía de balcón: «Si creéis que aquí hay una fiesta, os invito a venir a la fiesta de limpiar las parrillas»