El remo en Bueu es tradición familiar

Cuatro parejas de hermanos conviven y luchan codo con codo en la Maruxía


Aquellos que conocen bien el remo saben que durante décadas se ha sustentado en la familia. Como si se tratase de una herencia que pasa de padres a hijos, de hijos a nietos, o de tíos a sobrinos, este espartano deporte ha ido sobreviviendo en un mundo dominado por el balón. Pero el mar atrapa a aquellos que se sumergen en él. Y en Bueu todavía más. Digno de un récord Guinness, en su trainera, la Maruxía, reman cuatro parejas de hermanos, ocho chavales que han creado otra familia sobre las olas. Uniendo tradición y pasión por las aguas.

«Este é un club de pobo. Máis do 90 % do equipo é de xente de aquí. O irmáns maiores tiran dos pequenos. Este ano é curioso porque incluso o speaker da liga cando di a aliñación da traíña ten que repetir Pérez en catro ocasións e algúns pensaban que se equivocaba». El que habla es Manuel Juncal, presidente de una entidad que pelea por los primeros puestos de la Liga Galega de Traiñeiras-Trofeo Xunta de Galicia.

Tampoco sería difícil entender que el speaker se equivocara, aunque no sea el caso. En la Maruxía se repiten apellidos porque en su interior navegan los hermanos Adrián y Andrés González Mariño, Diego y Sergio Pérez García, Carlos y Martín Pérez Bacelar, y Ángel y David Moledo Martínez. Ellos son parte de ese núcleo que se ha formado en la bancada de O Morrazo.

Piques sanos

Andrés González llegó en edad cadete y su hermano Adrián lo acompañó más tarde: «Tiré un poco de él». Reconoce que les gusta eso compartir trainera, pero deja una cosa clara: «No le dejo que me gane ni de coña». La familia sí, pero por el momento el mayor quiere llevar la batuta: «El me aprieta pero no me supera, eh!». Dice que en el club encontraron una segunda casa: «Fueron mis tíos los que nos metieron el gusanillo y ahora tenemos otra familia aquí. Compartimos equipo, vestuario, pandilla. Son tus amigos».

La filosofía que defiende la comparte el resto. También David Moledo. «Empecé hace siete años. Mi hermano Ángel hace cuatro. Siguió mis pasos», asegura entre risas. Él mayor había jugado el fútbol. Se quedó sin equipo en Bueu y encontró el remo de casualidad: «No sabía ni que existía». Ahora no lo cambiaría por nada en el mundo: «Cada año estamos mejor, en un futuro queremos ganar la liga y si se puede llegar a la ACT, pues mejor».

Él estudia tercero de Ingeniería Mecánica en Vigo, su hermano pequeño, segundo de bachillerato: «Hay gente que te dice que te quita tiempo. Pero a mí me sirve para despejar la mente, para desconectar. En el barco no piensas en nada. Te relajas». La convivencia con su hermano menor también es perfecta: «Vamos los dos juntos a entrenar. Hay muy buen ambiente. Somos los mismos todos los años, la gente de siempre. Veo más a los remeros que a mi familia».

Sacrificio

Queda claro que esa palabra, familia, es la idónea para definir a la trainera de Bueu. A Carlos Pérez también se lo aparece. Él vive en Vigo, donde comparte piso con otros dos remeros del club, los hermanos Diego y Sergio Pérez García: «Cada vez hai que adestrar, vimos os tres para Bueu. A verdade é que ningún outro equipo ten tantos irmáns coma nós». El suyo, Martín Pérez Bacelar empezó en esto antes: «Si, si, el tirou de min. Este é un deporte sacrificado, que da poucas alegrías. Pero cando as da... Iso é moi bonito». Pelear con codo con codo con su hermano lo ve como «un privilexio. Non podo queixarme».

En un deporte aficionado que exige una preparación prácticamente profesional, sufrir al lado de alguien de tu misma sangre ayuda a sobrellevar la carga. ¿Seguirán juntos en el futuro? «Iso falarase entre todos na cena de fin de tempada», reconoce Carlos Pérez entre risas. Como en las mejores familias, en esta formada en la ría de Pontevedra, las decisiones más importantes también se toman en la sobremesa. Porque en Bueu, el remo es tradición familiar. Y eso siempre va primero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El remo en Bueu es tradición familiar