Un manual en las Rías Baixas para cazar brujas

El Massó conserva un «Malleus Maleficarum», un best seller medieval contra la magia


bueu / la voz

Un manual para cazar brujas. Una guía práctica para detectar a los servidores del maligno bajo los caritativos -entiéndase la ironía- cuidados de la Inquisición. Un best seller en la Europa del siglo XV, y por desgracia en los siguientes también, y que reforzó la persecución contra miles de personas acusadas de brujería por los motivos más nimios. Todo un clásico de uno de los episodios más macabros, supersticiosos y tristes de la crónica social europea. Es el Malleus Maleficarum, en castellano, El Martillo de las Brujas, del que quedan apenas un puñado de ejemplares de sus primeras ediciones. Uno de ellos, de hace más de cinco siglos, se custodia en la colección de incunables -libros impresos antes del año 1500- en el Museo Massó de Bueu.

En España este libro, según los especialistas, tuvo una repercusión relativa, pero en otros países de Europa fue un instrumento de terror y muerte. El ejemplar que se conserva en el Museo Massó se editó en Estrasburgo en 1486.

La actual capital francesa de la Alsacia era en aquel entonces parte integral del Sacro Imperio Romano Germánico y, en su condición de ciudad imperial libre, fue una de las cunas del Renacimiento literario europeo. Y uno de los lugares donde la imprenta, un invento reciente, encontró una rápida acogida entre los emprendedores burgueses de la ciudad.

El Malleus fue el resultado de los delirios de dos monjes dominicos alemanes: Jacobo Sprenger y el inquisidor Enrique Kramer. En su contenido recogieron todo tipo de historias, mitos y leyendas para apuntar la creencia de que las brujas tenían poderes extraordinarios, formaban comunidades clandestinas peligrosas y tenían tratos constantes con el diablo. La solución propuesta no podía ser más radical y cruel: exterminarlas. Y la forma de conseguir las confesiones, siguiendo las prácticas habituales del momento, pasaban por el interrogatorio y la tortura.

¿Cómo llegó un ejemplar del Martillo de las Brujas a una localidad como Bueu? La directora del Museo Massó, Covadonga López de Prado, explica que la familia Massó siempre mostró inquietudes culturales. De hecho, la fábrica conservera de estos empresarios fue el germen de un museo que alberga hoy en día una de las principales colecciones marítimas de España y que, adquirido por la Xunta, es de titularidad autonómica y vale la pena visitar. Los contactos de los Massó les ponían al día de los libros de interés histórico que salían a la venta en subastas y librerías de anticuarios en toda Europa. Fue así como el Malleus acabó siendo adquirido por los Massó y, cuando la colección fue vendida a la Xunta, pasó al patrimonio histórico gallego.

El Martillo de las Brujas es uno de esos libros que dan mayor relevancia al Massó, pero no es el único. La biblioteca de la institución buenense alberga, solo ya con la condición de incunables, un total de 21 volúmenes. Además, entre los títulos de los siglos XVI y XVII que se encuentran en sus fondos hay también ejemplares casi únicos en Europa. Todo un lujo bibliográfico para los investigadores, que se preserva en el pequeño pero impresionante museo buenense.

La «Cosmografía» de Tolomeo, un atlas primitivo

Entre los libros más valiosos del Museo destacan por raros entre los raros una Cosmografía de Tolomeo, que detalla, a modo de atlas primitivo, los conocimientos geográficos del mundo que tenía la cultura grecorromana. En Bueu se conserva una edición de 1490 impresa en Roma. Por otra parte, también es relevante el Liber Chronicarum, de 1493 y editado en Núremberg (Alemania), una historia universal medieval.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un manual en las Rías Baixas para cazar brujas