Los precios estables y buenos llevan al marisqueo a su mejor año desde el 2003

La lonja de Campelo ya ha superado en más de medio millón las ventas del 2017


pontevedra / la voz

La lonja de Campelo ha mantenido un buen ritmo de ventas a lo largo de todo el año de forma sostenible y con cotizaciones adecuadas. En los primeros once meses de este año ya se ha superado en medio millón de euros a los ingresos por venta del marisqueo a pie y a flote del mismo período del año anterior. Se han subastado almeja de varias clases, y en menor medida pescado, por valor de 5,6 millones de euros en el 2018 frente a los 5,1 millones del mismo período del año anterior. Si se le suma la actividad de los navalleiros, que se supervisa desde Bueu, las tres cofradías del fondo de la ría rozan los seis millones de euros.

Cualquier de los dos baremos sitúa al 2018 como uno de los mejores años del siglo. El tercero para ser más exactos, ya que este nivel de ventas solo fue superado por el 2002 y el 2003 -ejercicio que tiene el récord absoluto con 6,7 millones para los primeros once meses del año según Pesca de Galicia-.

El sector del marisqueo a pie es el que registra mayores incrementos de beneficios en el ejercicio en curso. Las mariscadoras de las playas pontevedresas han vendido almeja por valor de más de 4,3 millones de euros. En el sector de a flote, las embarcaciones del fondo de la ría han recogido almeja fina, japónica y babosa por algo más de 1,2 millones de euros.

Las cifras del parqué poiense son destacadas, pero hay que tener en cuenta que al 2018 le queda por dar el salto final del año: la campaña de Navidad. Todo indica que las cotizaciones se van a mantener en la parte alta de la tabla y es previsible, porque sucede todos los años, que se disparen en las dos últimas semanas antes de las citas festivas, si no hay obstáculos inesperados de última hora.

La lonja de Campelo recibe la producción de los bancos marisqueros del fondo de la ría y su gestión está coordinada por un plan conjunto de las cofradías de Lourizán, San Telmo y Raxó desde hace años.

La centralización de las ventas en el parqué poiense la han convertido en una referencia a nivel gallego para la venta principalmente de almeja. La japónica se ha convertido en el sostén principal de la lonja, porque aunque la almeja fina y dependiendo de las épocas la babosa también alcanzan cotizaciones más elevadas, su producción es menor. El berberecho todavía no se ha recuperado de la plaga de la Marteilia y habrá que esperar a la próxima primavera para saber si hay ejemplares sanos suficientes con talla comarcial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los precios estables y buenos llevan al marisqueo a su mejor año desde el 2003