La Universidade analiza el impacto económico del SonRías

Unas veintidós mil personas pasaron el pasado fin de semana por el festival de Bueu, un récord de asistencia

.

¿Cuál puede ser el impacto económico de un festival que moviliza a unas veintidós mil personas en tres días para una población de algo más de doce mil personas? Esta es la pregunta a la que en unos días darán respuesta desde la Universidade de Santiago de Compostela (USC). Y es que, a lo largo de estas jornadas, un equipo universitario «realizou centos de enquisas entre as persoas asistentes ao SonRías Baixas para calcular con precisión o efecto multiplicador que o investimento realizado supón para Bueu e para a súa contorna», destacaron desde la organización.

Por su parte, y a la vista de las cifras de asistencia, la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, ya adelantó que se trata de «un grande impacto económico positivo para a hostalaría e o comercio de Bueu e de toda a zona, algo que sucede con todos os festivais que se celebran ao longo dos meses de verán en toda a provincia». Este convencimiento, le refuerza en la idea «de seguir traballando a prol de iniciativas como os #RíasBaixasFests que, con cada festival que pasa, confírmannos unha vez máis que este é un dos camiños para revitalizar a economía das nosas vilas e pobos».

De cualquier modo, la organización destacó que el SonRías Baixas registró una asistencia nunca antes lograda en las quince ediciones previas: «O festival acada así o seu novo récord histórico, superando en preto de 5.000 persoas a de 2016, nunha edición marcada pola onda de calor», precisaron.

De hecho, el viernes, la organización colgó el cartel de «completo» en la zona de acampada, con 3.500 personas, una situación que se volvería a repetir veinticuatro horas más tarde.

En gran medida, estas cifras responden a la idiosincrasia de una cita que se autodefine como «o festival dos máis festivaleiros» y que apuesta por una «particular mestura de música, praia e gastronomía nun contorno privilexiado». De este modo, se ha convertido en «unha das principais marcas de identidade do SonRías Baixas, que xa é toda unha referencia do verán en Galicia e no resto do Estado».

Concienciación

Por otro lado, la presidenta de la Diputación resaltó el éxito que han tenido las tres campañas de concienciación. Así, Carmela Silva aludió a que a el puesto informativo de las dos iniciativas de igualdad, Lembra. Eu decido. Ti respectas y Conta comigo. Eu respéctote, «atendeu a preto dun milleiro de persoas, das que un 57 % foron mulleres e un 43 % foron homes, sendo a xornada do sábado a de máis repercusión».

Por su parte, el stand de sostenibilidad de la campaña Somos historias. Somos Sostibles, repartió «máis de 1.500 ecocabichas co obxectivo de fomentar o coidado do medio ambiente».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

La Universidade analiza el impacto económico del SonRías