Otra rotura en la red mantiene sin agua a Seixo y amenaza a Bueu

Pontevedra detecta una segunda fuga tras reponer el servicio de la avería del martes


pontevedra / la voz

Una segunda rotura en la red del agua en alta, en la avenida del Uruguay, en Pontevedra, ha vuelto a dejar secos los grifos de las casas y establecimientos de Seixo. La situación puede tener más repercusión que la avería del pasado martes, porque se ha consumido gran parte de las reservas de agua en Bueu y, además, la reparación se tomará nuevamente su tiempo al tratarse de un operativo complejo. La situación preocupa a los gobiernos locales de Marín y de Bueu porque se repiten las circunstancias de la primera fuga, que necesitó algo más de dos días para estar reparada. A estas alturas, Marín suministra agua a Seixo a baja presión y de forma alternativa a las zonas alta y baja de la parroquia. En cuanto a Bueu, existe riesgo para el abastecimiento de las zonas altas como A Graña, donde ya existían ayer problemas al menos en una vivienda. En principio, los cascos urbanos de Marín, Bueu, Estribela y el recinto portuario marinense tienen una relativa garantía del servicio, pero todo dependerá de cómo evolucione la reparación y, lo que es más, la reposición del servicio.

La primera avería que se detectó consistió en una rotura de la red general en As Corbaceiras. Fue necesario vaciar parcialmente la galería de servicio por donde discurre esta tubería, la entrada de buzos para inspeccionar las canalizaciones, romper en superficie la galería para acceder al punto dañado y reponer las piezas defectuosas, en una intervención complicada y que consumió muchas horas de trabajo y supervisión. El operativo tuvo a mayores el contratiempo de que había que actuar dependiendo de las mareas.

Pontevedra informó de que la reparación de la primera avería quedó completada cerca de las tres de la tarde ayer, siguiendo la previsión del Concello y de Viaqua. Los técnicos llevaron a cabo una supervisión de toda la red, antes de ponerla en funcionamiento. Fue necesario limpiar y llenar los tubos, una acción que requirió como una hora y media.

La razón de esta planificación está en que no es conveniente suministrar el agua en alta de forma repentina. Se buscaba así evitar que la presión en alta provocase la rotura de la tubería en otro punto. De esta forma, los concellos de Marín y Bueu volvieron a la normalidad -aparente- como una hora en su abastecimiento.

Poco duró la alegría, porque entonces Pontevedra empezó a detectar un consumo exagerado de agua en alta. La concesionaria pontevedresa Viaqua sospechó que algo iba mal y envió nuevamente los buzos a revisar la galería de servicio. Se cumplieron los peores augurios y se encontró una segunda fuga, producida en la misma tarde de ayer y localizada a unos metros aguas arriba, más hacia el puente de A Barca que la primera rotura.

La concejala de Medio Ambiente de Marín, Marián Sanmartín, precisó que «ocurrió lo peor que podía pasar». De hecho, desde Pontevedra se ratificó que la incidencia es «similar á do martes», por lo que «o procedemento e os tempos de traballo serán similares». Es decir, se podría tardar alrededor de dos días en reponer el suministro.

En Marín, Sanmartín afirmó que no existe otra alternativa para abastecer a la parroquia de Seixo más que dar agua a baja presión de forma alternativa a cada zona. En Bueu, el edil de Servicios, Fidel Castro, afirmó que ahora sí que este problema lo podrán notar los vecinos, aunque el alcance real solo se podrá evaluar hoy.

Marín, Estribela y el Puerto se abastecen desde una antigua conexión general

Desde que se produjo el problema del martes, el casco urbano de Marín está recibiendo agua a través de la antigua conexión general que también abastece a Estribela y al Puerto. Esta es la única solución de emergencia a la que echar mano en situaciones como las producidas esta semana, según indicó la edila marinense Marián Sanmartín. Sin embargo, esta solución provisional no sirve para atender la demanda de agua ni de Seixo ni de Bueu. La concejala de Medio Ambiente precisó que si se hiciese esta conexión, entonces se tensaría tanto esta antigua red hasta llevarla a un punto en que la rotura por cualquier sitio sería inevitable y, entonces, el problema se multiplicaría, porque se quedarían sin servicio Marín, Estribela y el Puerto. Así las cosas, Marín opta por dar agua a Seixo, de forma alternativa por horas y con poca presión, mientras que Bueu aguanta con sus propios depósitos.

La nueva avería puede poner en jaque el abastecimiento de Bueu, en caso de que se prolongue demasiado. El concejal Fidel Castro indicó que el volumen de agua de los depósitos es pequeño actualmente, derivado de la mayor demanda por el incremento de los turistas y por la insuficiencia del suministro desde los manantiales propios. Bueu restringió el miércoles servicios como el riego de parques y jardines y ahora es posible que tenga que tomar más medidas.

Por su parte, la portavoz municipal del BNG de Marín, Pilar Blanco, criticó duramente la gestión del gobierno local en esta crisis, afirmando que se había dejado demasiado a la improvisación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Otra rotura en la red mantiene sin agua a Seixo y amenaza a Bueu