Teucro y Cisne unidos en la arena

El azul Víctor Rodríguez y el blanco Guille Rial, en el Arena Handball Tour de Bueu


PONTEVEDRA / LA VOZ

Los mejores equipos del balonmano playa nacional se dieron cita en el Arena Handball Tour que se celebró en Bueu el pasado fin de semana. Y entre los centenares de jugadores, la mayoría aficionados y algunos de élite, se formaron extrañas alianzas. Un teucrista y un cisneísta firmaron una tregua que romperán a partir del mes de septiembre para defender juntos la camiseta del Balonmano Painkillers que se plantó en los cuartos de final del evento donde cayeron con los subcampeones del campeonato, el BM Playa Sevilla.

Víctor Rodríguez y Guille Rial forman parte desde hace años de uno de los principales equipos gallegos del balonmano playa. Cada año cuando termina la temporada de pista, para estos dos vigueses empieza otra competición igual de exigente pero con el toque festivo que le da el verano. Aunque la mayoría de la gente «viene para pasarlo bien, este año se nota que se ha dado un salto de calidad», reconoce un eufórico Víctor Rodríguez que llegó a Bueu con el tiempo justo para enfundarse la zamarra azul del painkillers y quitarse la roja de la selección española que había vestido la semana previa en la concentración preparatoria para el mundial que comienza esta misma semana en Hungría y para el que el lateral teucrista fue convocado por primera vez en su carrera deportiva. «El ambiente fue genial, conseguí superar el corte en la concentración de Málaga y esta semana fue toda entrenamientos», explica ilusionado Rodríguez.

En la cita mundial, el azul espera llegar a las rondas finales con el combinado nacional, aunque admite que será difícil. Más complicada fue la participación de su equipo en la cita de Bueu. «Teníamos muchas bajas y tuvimos que hacer cuentas», argumenta el jugador azul que espera que su escuadra aumente el número de puntos conseguidos en las tres próximas pruebas que quedan del Arena Handball Tour. «En cada una de las cuatro pruebas vas sumando puntos para ir al campeonato de España», resume Rodríguez la dinámica de este evento de nivel nacional.

Aunque en los últimos años el balonmano playa creció de manera excepcional sobre todo en las Rías Baixas. Tanto Rodríguez como Rial admiten que «normalmente los del sur son los equipos más importantes», explicaban antes de comenzar su concurso.

No se equivocaban. En la fase de grupos, un Painkillers con acento pontevedrés consiguió pasar a octavos como segundo clasificado después de ganar en las dos mangas al BMP Os da Jrada, perder con el Baplamel después de forzar el desempate y acabar con otra clara victoria ante el BMP Paradise también en el desempate.

En octavos superaron al Vitrade Painkillers con dos triunfos en las dos mangas, pero no pudieron pasar de cuartos ante el Sevilla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Teucro y Cisne unidos en la arena