La subdelegada y el alcalde de Barro abordan los puntos negros de la N-550 en el Concello

Alfredo López Penide
L. Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

BARRO

SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Larriba trasladará las peticiones del regidor al Ministerio de Transportes

28 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En el transcurso de un encuentro entre la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, y el alcalde de Barro, Xosé Manuel Fernández Abraldes, se abordaron, entre otros asuntos, posibles obras de mejora de la seguridad vial en los puntos negros de la N-550.

En este sentido, Fernández Abraldes expuso a la subdelegada la necesidad de actuar en dos tramos concretos de esta carretera de titularidad estatal a su paso por el término municipal de Barro. Uno de estos puntos estaría situado en el acceso al núcleo de San Antoniño, a la altura del cruce entre la N-550 y la EP506. En este caso, el regidor aludió a la posibilidad de que «Carreteiras do Estado e a Deputación de Pontevedra realizasen un estudio técnico para avaliar as posibles intervencións de mellora da seguridade neste punto».

Por otro lado, advirtió de la «peligrosidade» que presenta esta carretera a la altura de la capilla de Santo Antón. Abraldes, en este caso concreto, «suxeriu a posibilidade de planificar un carril de espera que favoreza o xiro á esquerda cara a rúa Areal».