Froiz tiene en pie su primera nave en Barro y Alumar listo su cocedero

La cadena alimenticia pontevedresa construye una plataforma de congelados


pontevedra / la voz

El polígono de Barro, que nació con el fantasma de la crisis encima, hace tiempo que cogió velocidad. Pero a nada que se pregunte a las empresas que lo fueron poblando todas hablan de lo mismo: se espera con ansia que Froiz empiece a trabajar de una vez en el parque para que el dinamismo sea todavía mayor. En ese sentido, hay una buena noticia. Froiz ya tiene en pie su primera nave, que empezó a construir en el mes de diciembre. Se trata, eso sí, solo de una avanzadilla de los proyectos anunciados por la empresa para este polígono que gestiona la Diputación.

Tal y como indican desde el Concello de Barro, la nave que ya está en pie es una plataforma de congelados con una superficie de 4.400 metros cuadrados. Está ubicada en una parcela de 9.594 metros cuadrados cuya inversión ronda los 900.000 euros. Froiz tiene más parcelas en el polígono, en las que se prevé que instale un centro logístico.

Y no solo Froiz avanza en Barro. La firma Mariscos Alumar -una sociedad formada por empresarios con experiencia en la comercialización y transformación de productos del mar- ya tienen su cocedero de mejillón listo y está a la espera de los pertinentes permisos sanitarios y de actividad para poder empezar a trabajar. Ayer, desde la firma indicaban que, aunque no pueden dar fechas todavía porque están a expensas de la Administración, esperan poder abrir antes de que termine el verano. Comienzan con un total de 25 operarios. Tienen seleccionado ya al personal, pero todavía no está en plantilla, según los datos aportados por Alumar. La empresa indicó también que de momento se dedicará exclusivamente a cocer mejillón, que en principio venderá a mayoristas.

Mientras tanto, otras firmas contactan con el Concello de Barro para presentar proyectos o pedir licencias. Una de las empresas que lo hizo va a instalar un almacén de refrescos en las proximidades de la nave donde opera Estrella Galicia en el polígono. Adquirió también parcelas para desembarcar en el parque la compañía Transfrío, que hará un centro logístico.

Firmas del vivero empresarial piden poder prolongar su estancia en él

En el polígono de Barro se encuentra también un vivero empresarial con 16 naves y 24 oficinas. La Diputación indicó en el mes de enero que esos espacios colgaban el cartel de lleno. ¿Cómo van esos proyectos emprendedores que echaron a andar con las paredes del vivero como cómplices? Distintos profesionales consultados valoran positivamente su estancia en el vivero, pero algunos piden prolongarla.

Es el caso de Yolanda Bóveda, responsable de La Mariquita de Azúcar, una firma de mermeladas artesanales: «La estancia es de tres años y a mí se me acaba en diciembre. Me da mucha pena porque sé que quiero seguir con el negocio, pero aún no sé en qué sitio ni de qué manera... creo que tres años son poco para asentar una empresa, como mínimo deberían ser cinco».

Ve un poco más lejos la hora de marcharse del vivero Pilar Alonso, alma máter de Xacobleas. «Me queda un año, sé que seguiré con el proyecto pero estoy pendiente de cómo vaya funcionando un nuevo producto que saco en unos meses para decidir qué es lo que hago», indicó.

La gasolinera de bajo coste del parque pasó de 4 a 20 empleados en dos años

Hay distintos termómetros para comprobar cómo van las cosas en el polígono de Barro. Uno de ellos es el funcionamiento de la gasolinera que abrió hace dos años en la entrada del parque industrial. Su responsable, señala: «Non podemos queixarnos, estamos moi contentos aquí. Atreveríame a dicir que somos unha das estacións de servizo que máis vende de toda a provincia». El tirón de las ventas ha ido de la mano del incremento de puestos de trabajo en esta gasolinera -aunque es de bajo coste hay personal para servir el combustible- y se pasó de cuatro trabajadores en el momento de la apertura a la veintena de operarios actuales.

Desde la propia gasolinera son testigos de cómo el parque industrial fue ganando movimiento: «A verdade é que agora si hai bastante movemento, aínda que imaxinamos que cando veña Froiz será aínda máis. Como xa dixen, nós temos moito movemento. Entendemos que xoga a noso favor o prezo, a ubicación tan boa que ten este polígono pero, sobre todo, o servizo que se está dando, que intentamos que sexa o mellor», indicó la responsable de la estación.

La ubicación, clave

No solo desde la gasolinera del polígono ponen en valor la ubicación del polígono industrial. Lo hacen muchos otros empresarios que compraron terrenos en el parque o que intentaron hacerlo pero por precio acabaron yéndose a otro lado. El polígono, además de estar a diez minutos de Pontevedra y a unos pocos más de Vilagarcía , tiene a tiro de piedra la conexión con la autopista AP-9.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Froiz tiene en pie su primera nave en Barro y Alumar listo su cocedero