Emprendedores que tocan todos los palos

Los «coworking» han contribuido a abrir nuevas y novedosas vías de negocio, y la apuesta sigue


vilanova / la voz

La cultura del emprendimiento se disparó durante la crisis económica, y ha llegado para quedarse. La falta y la precariedad del empleo empuja a mucha gente a ganarse el sustento con el autoempleo y la innovación. Algunos quedan por el camino, pero otros muchos han conseguido su objetivo. Desde las instituciones siguen apostando por este modelo a la hora de promocionar a los nuevos empresarios y con ese espíritu se han puesto en marcha los llamados coworkings. Los promueven los concellos, las diputaciones y la Xunta e incluso la iniciativa privada, y el Centro de Desenvolvemento Local de Vilanova -que aspira a ser un referente en promoción empresarial- no se ha quedado atrás. En el incomparable marco que ofrecen las instalaciones de Vista Real, una veintena de hombres y mujeres empezaron el pasado otoño cinco meses de formación, a razón de dieciséis talleres de cuatro horas cada uno, en los que recibieron nociones de márketing, venta digital, seguridad alimentaria y legislación.

En este caso, la propuesta estaba orientada a los sectores de la alimentación y el turismo, pero cuando el proyecto es interesante y se demuestra viable, se abre el abanico, y así surgieron, también, iniciativas relacionadas con la artesanía y la silvicultura.

Indispensable, una buena idea

Para poder entrar en la que han dado en llamar aceleradora de negocios solo hace falta tener una buena idea. Una vez dentro es el momento de validar e implementar el proyecto, y es ahí cuando entran en juego los técnicos del

coworking

.

Los alumnos-emprendedores consultados coinciden en valorar la experiencia como muy positiva, y la recomiendan. Habrá ocasión de tomarles la palabra. Este verano se pondrá en marcha la segunda edición siguiendo el esquema de la anterior: veintidós plazas y cinco meses de formación. El plazo de inscripción sigue abierto y se puede formalizar a través del CDL de Vilanova. La actividad es gratuita gracias a que está financiada por el Fondo Social Europeo y la Consellería de Industria.

El departamento que dirige Francisco Conde apuesta por Vilanova, pero hay otros muchos viveros de empresas. A pocos kilómetros de allí, en Cambados, el polígono de Barro-Meis, Pontevedra y Vilagarcía también están abriendo nuevos horizontes a los emprendedores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Emprendedores que tocan todos los palos