Barro seguirá con cortes nocturnos pese a las cisternas que envía Pontevedra

Instalará contadores en viviendas unifamiliares para frenar el consumo

;
La sequía ya ha dejado a centenares de gallegos sin agua Varios municipios afrontan restricciones en el suministro, piden camiones cisterna a ayuntamientos vecinos e incrementan la vigilancia a sus vecinos

pontevedra / la voz

Una boca de riego situada delante del Pabellón Municipal de Deportes de Pontevedra fue el lugar elegido ayer por la mañana para llenar cuatro cisternas con destino al municipio de Barro. El Concello atendió la petición del ayuntamiento vecino y suministró de forma gratuita 100 metros cúbicos de líquido para paliar las mermadas reservas de Barro.

En principio fue un aporte puntual para garantizar agua suficiente en el depósito de reserva de Outeiro, en Barro, ante cualquier eventualidad. Las cisternas no evitarán, por tanto, que se mantengan los cortes nocturnos que se iniciaron la madrugada del jueves. Según explicó el alcalde, Xosé Manuel Fernández Abraldes (BNG), las interrupciones en el suministro continuarán al menos durante una semana. Son cortes de seis horas de duración, entre la una y las siete de la mañana. «O problema é serio e imos manter os cortes alomenos unha semana porque non hai previsión de choivas. Iso permitiranos recuperar da nosa auga propia», señaló el regidor. El gobierno local considera que las molestias que se ocasionan a los vecinos no son demasiadas al ser en esa franja horaria.

Lo que también anunció el Concello de Barro es que a partir de la próxima semana se instalarán contadores en las viviendas unifamilares. En el municipio ningún usuario dispone de contadores. Cuando el BNG y el PSOE accedieron a la alcaldía en el 2015 esta fue una cuestión que querían abordar. «Íanse colocar o ano pasado pero como non houbo problemas de seca se foi deixando. Pero a idea é empezar xa coas vivendas unifamilares e despois en xaneiro extendelo a todos os usuarios», indicó Fernández Abraldes.

Cultivos y jardines

Lo que busca el Ayuntamiento con la instalación de contadores es disuadir a aquellas personas que no atienden a los requerimientos para que se haga un consumo responsable. «Hai xente que está usando a auga para regar cultivos e xardíns e nesta situación non pode ser», añadió el político.

La colaboración de Pontevedra suministrando agua es una alternativa para situaciones extremas que se quería probar. «É algo rápido e que saiu ben e pode resolver o problema de forma inmediata se é necesario», apuntó el alcalde.

Barro es uno de los concellos de la comarca donde la sequía ya se está dejando sentir en los hogares. Los manantiales de los que se abastece su servicio de aguas llevan poco caudal y eso, sumado al consumo, dejó las reservas bajo mínimos. Otros municipios como Portas, Ponte Caldelas, Vilaboa o Marín han tenido que tomar también medidas para garantizar el suministro a sus vecinos. Pontevedra, por el momento, se abastece del Lérez y tiene el embalse del Pontillón de Castro al 95 % de ocupación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Barro seguirá con cortes nocturnos pese a las cisternas que envía Pontevedra