Pontevedra garantiza su suministro pese a ceder agua a otros concellos

La capital abastecerá a Barro, que realizó cortes al bajar las reservas de su depósito


pontevedra / la voz

No llueve, pero no se prevén problemas de abastecimiento a corto plazo. El Concello de Pontevedra garantizó ayer el suministro a sus vecinos a pesar del bajo nivel del río Lérez y de ceder agua a otros municipios. Junto a los habituales de Marín, Poio, Bueu, Sanxenxo y Ponte Caldelas -el polígono de A Reigosa también usa la captación de Monte Porreiro-, se sumará hoy Barro, que solicitó apoyo a la capital al bajar de forma considerable sus reservas de agua.

Si no hay cambios sobre lo anunciado por el gobierno local de Pontevedra, cuatro camiones cisterna cogerán esta mañana agua en un punto de la ciudad -se baraja la avenida de Vigo- y la trasladarán al depósito de reserva de Barro, ubicado en el lugar de Outeiro. Según explicó el concejal de Obras, Demetrio Gómez (BNG), se colaborará con el Concello de Barro porque la cantidad que necesita es «pequena» y porque Pontevedra tiene suficientes reservas.

Como ejemplo, aportó dos datos. Los concellos de la ría consumen unos 35.000 metros cúbicos al día -aunque este verano hubo picos de 40.000-, mientras que Barro necesita 100 metros cúbicos por jornada. El aporte para el abastecimiento de San Antoniño -principal núcleo de población de Barro- será gratuito. El Concello de Barro asumirá el coste del transporte en cisternas, según indicó a La Voz su alcalde, Xosé Manuel Fernández Abraldes (BNG).

En el caso de la ciudad, no se prevén problemas al menos hasta principios de septiembre a pesar del bajo caudal del Lérez. No hay que olvidar que cuando el aporte del río no es suficiente para garantizar el abastecimiento, Pontevedra dispone del embalse de Pontillón de Castro. La presa de la parroquia de Verducido está al 95,90 % de su capacidad, según el último Boletín Hidrolóxico publicado por Augas de Galicia. De hecho, Pontillón de Castro es el embalse de abastecimiento con mayor nivel de ocupación de toda Galicia, seguido del de Touro, en el Ulla, con un 93,39 %, y el de Eume, con un 85,45 %. Por contra, el de O Con, en Vilargarcía de Arousa, tiene una ocupación del 20,56 % y el del Umia, en Caldas de Reis, del 66,67 %.

No obstante, Demetrio Gómez indicó que en el municipio de Pontevedra también hay zonas que no se abastecen de la traída. Son núcleos rurales donde el servicio está gestionado por comunidades de aguas. A ellas se dirigió el concejal. «Se teñen algún problema que nolo digan. Igual que suministramos a Barro podemos axudar, pero a día de hoxe [por ayer] non temos noticia», aseguró.

Sin servicio de madrugada

En Barro, la situación es preocupante. La disminución de las reservas empezó a ser grave el lunes y el martes. Los ajustes y el control de los consumos indebidos por parte del Concello no fue suficiente, y el jueves de madrugada se realizó el primer corte. Fue de seis horas, entre la una y las siete de la mañana. No se descartan más.

Barro dispone de un servicio de abastecimiento de agua para uso doméstico que proviene de manantiales. Aunque todos los veranos disminuye su caudal, hasta ahora se había conseguido mantener el servicio a todos los usuarios. Ante las previsiones de que se mantenga la sequía y se pueda reducir todavía más el caudal, se optó por solicitar colaboración a Pontevedra para ampliar el nivel del depósito de reserva de Outeiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Pontevedra garantiza su suministro pese a ceder agua a otros concellos