El último as de Santórum y su banda

Las planeadoras, a petición de su defensa, serán peritadas para intentar probar que su mal estado no les permitía navegar; la investigación revela que anularon la descarga 24 horas antes del día fijado


VIGO / LA VOZ

Juan Carlos Santórum conoció ya en la prisión de A Lama, tras cuatro meses huido, el último avance de su estrategia procesal para salir airoso del alijo de 3.824 kilos de cocaína del MV Karar (25 de abril, a 60 millas de las Rías Baixas). La tesis exculpatoria resulta idéntica a la de otros investigados, dado que comparten abogada, y se apuntala en lo que consideran falta de pruebas para relacionar el millonario porte decomisado con la flota de lanchas bajo el presunto control de Santórum. El relato añade que dichas embarcaciones -almacenadas en seis naves industriales repartidas por las Rías Baixas y también bajo el presunto control del arousano- no estaban listas para echarse al agua y navegar, de ahí que fuesen decomisadas en tierra. Lo siguiente, para hilarlo todo, fue solicitar una prueba pericial de las embarcaciones al juzgado número 3 de Vigo, que acordó realizarla, aunque todavía falta por asignarse el perito.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

El último as de Santórum y su banda