Un preso peligroso lesiona a tres funcionarios de A Lama al calcinar dos celdas en un día

El recluso ya ha sido trasladado a otro centro penitenciario

Centro penintenciario de A Lama
Centro penintenciario de A Lama

Pontevedra / La Voz

Con una plantilla que presenta un déficit, según los sindicatos penitenciarios, de medio centenar de profesionales, tres funcionarios de la prisión de A Lama resultado heridos de distinta consideración el pasado lunes por un recluso de primer grado, el que ostentan los presos más conflictivos, peligrosos e inadaptados. En menos de siete horas, este individuo calcinó dos celdas del penal pontevedrés, destrozó un arco detector de metales y se enfrentó con el personal penitenciario.

El incidente comenzó pasadas las tres de la tarde cuando el interno, que permanecía en el departamento de régimen especial, causó un incendio en su celda. Acto seguido, y a medida que la humareda comenzaba a salir de esta dependencia, destrozó el televisor armándose con dos cristales de gran tamaño a modo de puñales.

Las centrales sindicales de A Lama destacaron que la rápida intervención de los empleados públicos posibilitó la extinción del fuego, mientras el interno les amenazaba con sus armas artesanales. Las fuentes consultadas precisaron que, tras varios minutos en esta situación con el recluso coaccionándoles mostrándoles los cristales, los empleados públicos lograron que este depusiera su actitud, lo que determinó que se decretase su aislamiento provisional en otra celda de una galería distinta.

No habían pasado ni siete horas y la historia se repetía. En torno a las diez de la noche, esta misma persona prendió fuego a la nueva celda que se le había asignado tras el primer incidente. Los representantes sindicales precisaron que se originó «una intensa humareda en la galería al quemar su colchón».

La agresión

Otra vez, los propios funcionarios lograron sofocar el incendio, momento en el que le requirieron al preso que saliese al patio exterior de la galería para «evitar así daños en la salud del mismo».

Un nuevo tira y afloja que duró unos minutos, en los que este individuo hizo caso omiso a los trabajadores de la cárcel de A Lama. Finalmente, accedió, pero hay quien sospecha que fue una mera estratagema para que los funcionarios se confiaran.

Y es que, en el instante en el que atravesó el rastrillo que da acceso al patio, la emprendió a golpes con el arco detector de metales «hasta destrozarlo por completo». De nuevo, los funcionarios se vieron obligados a intervenir, siendo repelidos violentamente por el interno. De este modo, tres de ellos resultaron contusionados, unos de los cuales, asimismo, requirió atención hospitalaria externa «al ser golpeado varias veces por el interno causándole un fuerte traumatismo ocular».

Tras ser reducido por los empleados públicos, fue nuevamente conducido a una celda provisional. Este jueves trascendió que ya ha sido trasladado a otro centro penitenciario, una medida que habitualmente adoptan las autoridades penitenciarias cuando se producen estas situaciones.

Por su parte, las centrales sindicales de A Lama, tras desear una pronta recuperación a sus compañeros, vincularon lo ocurrido con sus reivindicaciones de relacionadas con la falta de personal o el hecho de que aún no estén considerados como agentes de la autoridad. De igual modo, reclamaron la redacción de una nueva Ley de Cuerpos de la Administración Penitenciaria. «Son temas que debiera abordar la Secretaría General de manera urgente para dotarnos así a los trabajadores penitenciarios de los medios para afrontar este tipo de incidentes con las debidas garantías de seguridad», sostuvieron al respecto..

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un preso peligroso lesiona a tres funcionarios de A Lama al calcinar dos celdas en un día