Un preso pide a la policía que rescate a sus perras en casa

Los animales llevaban cinco días sin comer ni beber


vigo / la voz

Un curioso caso tiene como protagonistas a un presidiario, dos perras y el 092. Un preso recluido en A Lama rogó por carta el día 7 a la Policía Local de Vigo que acudiese a su casa del barrio de Teis, que estaba cerrada, y salvasen a sus dos perras de una muerte agónica, pues carecían de agua y alimentos. Los animales habían quedado solos después de que un juzgado ordenase el ingreso en prisión del dueño.

El recluso redactó la misiva de su puño y letra asistido por una trabajadora social y autorizó a la Jefatura a entrar en su domicilio y trasladar los canes luego a la protectora. Además, permitía que la policía ocasionase desperfectos en su vivienda si era necesario para rescatar a ambas mascotas.

De esta forma, la Unidad Medioambiental de Intervención Rural (UMIR) se trasladó al sitio y localizó una vivienda completamente cerrada donde nadie respondía a sus llamadas ni tampoco escuchaban los ladridos del perro. Pero una vecina quedó en avisar si veía movimientos en el interior de las dependencias.

El rescate ocurrió ese mismo día, cuando los agentes se colaron por una ventana para inspeccionar el interior de la vivienda. Al parecer, los animales sufrían un grave riesgo de muerte agónica debido a las altas temperaturas y por encontrarse cinco días sin comer. Por suerte, a lo largo de esas jornadas, una vecina sorteó el muro y colgó una manguera para suministrarles agua. También les lanzó alimento para cuidar de su salud. Gracias a esta labor solidaria, los animales presentaban un buen estado de salud.

Ambas mascotas fueron trasladadas a la Protectora de Animales, donde quedarán a la espera de que salga el dueño de prisión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un preso pide a la policía que rescate a sus perras en casa