Baile en los escaños provinciales del PP

Los populares dan salida a su portavoz y otros tres diputados y los releva por otros


pontevedra / la voz, agencias

No es un movimiento extraño en las filas del Partido Popular en la provincia de Pontevedra el de relevar a unos diputados provinciales en la Diputación por otros a mitad de mandato. Los populares lo vienen haciendo con regularidad en los últimos años. De hecho, en el pleno de ayer se hicieron efectivas las renuncias a sus escaños de cuatro diputados del Partido Popular que serán sustituidos por otros compañeros de partido.

Sin embargo, lo más llamativo ayer en la sesión es que uno de los relevos de dio en la que hasta ahora era portavoz provincial de los populares, la alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo; que cede su escaño por el partido judicial de Tui al portavoz del PP en Salceda de Caselas, Santiago Rodríguez Davila.

Arévalo compartía hasta ahora portavocía con Ángel Moldes, el líder del Partido Popular en Poio, que ahora está por ver si asumirá mayor protagonismo en la Diputación o si se designará un coportavoz. Arévalo estaba en la esfera del anterior presidente provincial del PP y expresidente de la Diputación, Rafael Louzán, que dejó la institución tras perder la presidencia y abandonó la política para dedicarse a la Federación Galega de Fútbol, si bien mantiene su vinculación con el grupo popular de la Diputación como «asesor».

El resto de los relevos en las filas del Partido Popular se dieron por el partido judicial de Ponteareas, entre el exalcalde de Mondariz, Julio Alén, y la concejala de Ponteareas Belén Villar; por el de Pontevedra, donde deja el escaño la alcaldesa de Moraña, Luisa Piñeiro, para cedérselo al regidor de A Lama, Jorge Canda. Asimismo, dentro de ese mismo partido judicial pero por la comarca de O Morrazo, abandona el ente provincial el exprimer edil de Cangas José Enrique Sotelo y se incorpora el portavoz del PP de Moaña, José Fervenza.

Con este nuevo equipo el PP se enfrenta en la oposición al actual gobierno bipartito del PSOE y el BNG, que gobiernan por primera vez la institución tras años de hegemonía popular. Por primera vez entró en la corporación esta vez también Marea.

Nidia Arévalo mantenía hasta ahora la portavocía del grupo provincial del PP

Un pleno marcado por los cambios en el área sanitaria, la avispa asiática y los grupos especiales de emergencias

La retirada del anteproyecto de la Lei de Saúde a instancia de la Plataforma pola Sanidade Pública do Salnés fue uno de los asuntos aprobados ayer en el pleno de la Diputación a través de una moción. La reforma del sistema de salud público gallego propone, entre otras medias, la simplificación de las áreas sanitarias, que pasarían de ser once a siete y que implicaría que la de O Salnés se integre en la de Pontevedra. La presidenta de la junta de personal del área sanitaria de O Salnés, Rosa Casal, dio lectura en el pleno a un texto en el que pedía a la Xunta la retirada del anteproyecto.

Por su parte, SOS Sanidade también argumentó que su oposición a la reforma, además de no ver justificada la supresión de las áreas sanitarias, radica en que la nueva Lei de Saúde hace «inviable» la participación social, entre otras medidas que este colectivo rechaza.

También intervino al inicio del pleno la asesora jurídica de la Asociación Galega de Apicultura (AGA), Laura García Sáez, que expuso la «desastrosa» situación que atraviesa el sector con motivo de la presencia de la avispa velutina, una invasión que puede llevar a la «desaparición de la apicultura como oficio». «Tenemos que convivir con ella, no la vamos a poder erradicar», aseguró García. La experta reclamó un «plan de trampeo primaveral masivo y coordinado de febrero a mayo», así como un plan de choque a corto plazo junto a una campaña divulgativa e informativa.

Desde el colectivo de apicultores también se demanda «que se potencie la investigación científica» para trabajar en la búsqueda de una feromona inocua para el medio ambiente que frene la expansión de esta especie. Finalmente, solicitan un «sistema de ayudas para los sectores apícola y frutícola», principales afectados por esta plaga. «Ruego que insten a la Xunta a que se tome en serio el problema con un plan de lucha real y efectivo, con la financiación y el seguimiento que exige un problema tan grave como este», concluyó la representante de AGA.

Convenios en marcha

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, aseguró que recoge las demandas planteadas y avanzó que la Administración provincial tiene prevista la firma de dos convenios en este sentido, uno con la Universidad de Vigo y otro con la Asociación Forestal Galega.

En otro orden de cosas, el grupo provincial del PP, pidió a la Diputación que asuma el coste que aportan los ayuntamientos base para el funcionamiento de los Grupos de Emerxencias Supramunicipais (GES). Estos municipios son Valga, Baiona, A Guardia, Ponteareas, A Estrada-Lalín y Sanxenxo. El diputado Luis Aragunde destacó que es «fundamental» que los recursos que los ayuntamientos base están gastando actualmente en el mantenimiento de los GES «puedan destinarse a otras partidas, porque no es competencia suya».

Según el portavoz popular, «lo que tenemos ahora es que los ayuntamientos reciben menos apoyo económico de la Diputación y por encima están pagando servicios que le corresponden a ella».

La moción fue rechazada por el PSOE y el BNG. La misma suerte que corrieron otras dos mociones del PP, una que demandaba un plan para la finca de Mouriscade y otra que solicitaba transparencia del grupo de gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Baile en los escaños provinciales del PP